230 niños participaron en el campamento urbano celebrado en el Diocesano

Durante las seis semanas de duración, los niños han realizado un variado número de actividades. La concejal destaca “la hora y media de actividades lúdicas en inglés con las que comenzaban todas las mañanas y que buscaba potenciar la adquisición de este idioma de una forma divertida”
Los niños han podido también participar en un Taller de Batik, otro de percusión africana (ambos facilitados por el SAMI) así como actividades en el Museo Arqueológico de Guadalajara y sobre animación a la lectura y conocimiento de otras culturas.
Los monitores que han trabajado en este Campamento Urbano Municipal han sido 19, además de una coordinadora, un director del campamento y el personal administrativo y de limpieza.