2.500 personas acreditan su visita en Sigüenza durante la Semana Santa

A pesar de la lluvia, el frío y la nieve en muchos casos, han sido cerca de 2.500 los turistas que han pasado por la ciudad en estos días de asueto, concretamente entre el lunes 2 de abril y el lunes 9, ambos inclusive, puesto que este último también fue festivo en varias comunidades autónomas.

El nivel de ocupación de los establecimientos hosteleros seguntinos rondó el 80% de su capacidad en los días clave de la Semana Santa (jueves, viernes, sábado y domingo), a pesar del mal tiempo. El sábado, la ocupación fue plena. Como es habitual, la comunidad autónoma de la que más turistas partieron hacia Sigüenza en estos días fue la de Madrid, seguida por la Valenciana y por Cataluña. Una vez más, llamó especialmente la atención de los viajeros la visita guiada por el casco histórico, si bien han vuelto a ser mucha la demanda de información solicitada en las oficinas de turismo sobre la Comarca del Río Dulce y sobre el Románico Rural. El día de mayor afluencia de público coincidió plenamente con la progresiva recuperación del mercurio. Sólo el día de Sábado Santo llegaron a Sigüenza 663 turistas.
Tampoco pudo el frío con el brío y la animosidad de los armaos. Para ellos, y para los seguntinos en general, el Viernes Santo es el día más íntimo de la Semana Santa. En el de este año confluyeron, además, dos hechos destacados. La Cofradía del Santo Sepulcro, fundada en agosto de 1636, celebró su primera procesión el Viernes Santo de 1637. Este año se cumplió su 375 aniversario. En todos estos años, la procesión y su recorrido han permanecido invariables.
El aniversario se celebró con la imagen de Cristo restaurada. Si en 1637 ya fue portada por los hermanos la nueva talla, en 2012 ha sido restaurada y ha recuperado el esplendor de antaño. En palabras de José Miguel Jiménez Parrilla, su restaurador, su policromía es tal que más que un Cristo yacente parece un Cristo resucitado.