77 universitarios inician sus prácticas laborales en Caja Rural de Castilla-La Mancha

Los estudiantes fueron recibidos hoy en la sede central de Caja Rural de Castilla-La Mancha por el director general de la cooperativa de crédito, Rafael Martín Molero, acompañado por la directora de Recursos Humanos de la Entidad, Paloma Gómez, y la vicerrectora del Campus de Toledo, Evangelina Aranda.
Martín Molero recordó que desde que en 1997 la Caja firmó sus primeros convenios de prácticas con la UCLM y la Universidad de Alcalá, y un año después lo hiciera con la Universidad Autónoma, han sido muchos los becarios y becarias que han pasado por esta empresa para adquirir experiencia, incrementar su formación y encontrar un posible puesto de trabajo en la Entidad.
El director general animó a los estudiantes a aprovechar al máximo esta oportunidad, ya que Caja Rural de Castilla-La Mancha está inmersa en un plan de expansión por Albacete, Ciudad Real y Cuenca y necesita “a los mejores” profesionales para las nuevas oficinas que abrirá en estas provincias.

En similares términos se expresó la directora de Recursos Humanos, quien destacó que la mayor cantera de Caja Rural de Castilla-La Mancha son los becarios, ya que el 72% de los universitarios en prácticas que han pasado por la Entidad han sido contratados después de un periodo inferior a tres años desde la finalización de su beca, dato que calificó de “esperanzador”, dados los tiempos que corren.

Por su parte, la vicerrectora transmitió a los alumnos sus mejores deseos, les aconsejó seguir formándose en idiomas y nuevas tecnologías y les tildó de “privilegiados” por poder acceder a una empresa en estos momentos de gran dificultad en el mercado laboral. Por último, negó que los jóvenes de hoy sean una “generación perdida”, ya que se enfrentan a muchos retos y obligaciones.