Albalate de Zorita y Pioz presentan nuevos recursos contra el cierre de las urgencias

Los ayuntamientos de Albalate de Zorita y de Pioz han formalizado esta mañana sendos recursos contra el cierre de las urgencias de Almonacid de Zorita y Chiloeches, respectivamente. Con estos, son ya cuatro los municipios de Guadalajara que han acudido a los tribunales para pedir la suspensión cautelar y posterior anulación de la Orden dictada por el Gobierno de María Dolores Cospedal.

Tras conocer el pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha, que ha atendido los recursos presentados en días previos por los ayuntamientos de Adobes y Durón y ha ordenado mantener abiertas las urgencias de referencia para estos pueblos, el secretario general del PSOE de Guadalajara, Pablo Bellido, se ha mostrado convencido de que los jueces aplicarán el mismo criterio para todos los ayuntamientos que recurran.

De hecho, Bellido ha calificado como “una victoria de David frente Goliat” la resolución del TSJ conocida ayer. “La justicia nos está dando la razón, mientras que el Gobierno de Cospedal y Echániz han fracasado en su intento de humillar a los pueblos y a los vecinos de nuestra provincia y de toda la región”, ha dicho el secretario provincial del PSOE, quien ha reiterado que “en caso de que Cospedal acabe cerrando urgencias en la región, el PSOE se compromete a reabrirlas cuando vuelva a gobernar Castilla-La Mancha en el año 2015”.

Los recursos planteados por ayuntamientos de Guadalajara se fundamentan en que la Orden dictada por Cospedal vulnera el Real Decreto 137/1984 sobre estructuras básicas de salud, que fija un tiempo máximo de 30 minutos desde el municipio cabecera de una Zona Básica de Salud (ZBS) a cualquiera de los otros municipios de que la componen. En el caso de Guadalajara, en las seis ZBS afectadas por el cierre de urgencias hay pueblos que superan ampliamente ese límite.

Por eso, el PSOE de Guadalajara se ha propuesto que haya al menos un recurso por cada una de ellas, y está recabando actas notariales para acreditar las distancias que deberían recorrer los vecinos de algunos pueblos para llegar a urgencias si llegara a aplicarse la normativa aprobada por el Gobierno regional. Con los dos presentados hoy, tan solo quedan otros dos pendientes que, previsiblemente, se formalizarán mañana mismo.