Alique pide al Gobierno que haga las obras prometidas a los pueblos ribereños

Jesús Alique, senador del PSOE por Guadalajara, ha presentado dos mociones a la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado en las que insta al Gobierno a cumplir en los plazos establecidos, y con las inversiones comprometidas, dos obras fundamentales para el entorno de los embalses de cabecera del Tajo: las obras de abastecimiento a los pueblos ribereños y el azud de Sacedón.

Respecto al abastecimiento a los municipios ribereños, tomando el agua desde las proximidades de Morillejo, se trata de una obra aprobada y adjudicada en 2007, con un presupuesto total de 40,7 millones de euros, ampliado posteriormente en 6 millones más, y un plazo de ejecución que debía concluir en diciembre del año 2014. Con esta actuación se garantizaría el abastecimiento a 54 núcleos de población pertenecientes a 30 municipios del entorno de los embalses de Entrepeñas y Buendía, 23 de ellos en Guadalajara y 7 en Cuenca.

Alique ha calificado de “esperpéntico” que el Gobierno de Rajoy haya quitado este año 10,6 millones de euros al presupuesto de esta obra y, curiosamente, haya invertido esa misma cantidad en arreglar el canal del trasvase Tajo-Segura. “No tiene sentido que el Gobierno tenga dinero para arreglar el canal del trasvase con el que se lleva el agua a Levante y no haya fondos para construir una infraestructura indispensable para los pueblos ribereños, que ven cómo les quitan el agua sin poder utilizarla para su consumo ni para su desarrollo, y que algunos precisen cisternas para que sus vecinos puedan beber en verano”, ha remarcado.

Por eso, el senador socialista pide en su moción que el Gobierno vuelva a dotar en 2013 con 12,1 millones de euros la ejecución de esta obra, tal como estaba previsto en el proyecto, y que se cumpla el plazo comprometido de finalización de los trabajos para el día 14 de diciembre de 2014.

Propuesta viable para construir el azud de Sacedón. En la segunda moción, Jesús Alique insta al Gobierno de España a presentar en el plazo máximo de tres meses una propuesta viable para la construcción del azud para usos recreativos y turísticos en el término municipal de Sacedón que se aprobó en el año 2001 dentro del Plan Hidrológico Nacional (PHN). Y si esto no fuera técnicamente posible, que plantee en el mismo plazo una propuesta alternativa para crear una lámina estable de agua que cumpla con los mismos objetivos en el entorno de la localidad.

Alique ha recordado que de las cuatro obras de estas características que recogía el PHN para revitalizar la actividad turística en los embalses de Entrepeñas y Buendía, ya se ha construido el de Pareja (Guadalajara) y están avanzados los dos proyectos correspondientes a las localidades situadas en el embalse de Buendía, en la provincia de Cuenca.

Por tanto, ha subrayado el senador guadalajareño, “el único compromiso sobre el que no se ha hecho nada es el de Sacedón, que es el municipio más grande de la comarca, el que tiene más dotación de servicios e infraestructuras para la actividad turística y el que sufre mayor impacto negativo cuando baja el nivel de las aguas en la cabecera del Tajo”.

Alique ha responsabilizado del estancamiento del proyecto “al anterior alcalde del PP, por su obcecación en exigir que se construyera el azud en La Boca del Infierno, posibilidad que los técnicos de la Confederación del Tajo consideraron inviable”, pero ha recordado que con la llegada del PSOE al Gobierno de Sacedón, el actual alcalde planteó alternativas viables, sin que el Gobierno de España haya dado ninguna respuesta desde hace año y medio.