Alique pide la apertura “inmediata” del nuevo Archivo Histórico

La nueva sede del Archivo Histórico tiene una superficie de 7.000 metros cuadrados, que se asientan sobre una parcela de 2.400 metros cuadrados cedida por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en la calle de Julián Besteiro. Las obras de construcción, financiadas por el Ministerio de Cultura, empezaron en 2009 con un presupuesto de 9,7 millones de euros, cantidad a la que se suma otro medio millón de euros para la redacción del proyecto y 1,3 millones de euros más del equipamiento, hasta totalizar 11,5 millones de euros.

Según indicó en el mes de marzo el propio Gobierno de Mariano Rajoy en contestación a una pregunta formulada por el senador socialista, las obras estaban finalizadas desde primeros de diciembre del año pasado y un mes antes ya había empezado el equipamiento. “Es decir, que desde hace un año nadie ha dado señales de vida: ni el Ministerio de Cultura, que es dueño del edificio, ni el Gobierno regional, que debe encargarse de la gestión. Lo cierto es que una importante inversión, de más de 11 millones de euros, está inutilizada”, ha señalado Alique.

La moción presentada en el Senado pide que se firme cuanto antes el convenio de transferencia de gestión entre las dos administraciones, aunque Alique considera que la principal responsabilidad recae sobre el Gobierno de Cospedal. “El Ministerio de Cultura ya ha invertido 11 millones de euros en la construcción del edificio y no le interesa que ahora se quede cerrado. Creo que el Gobierno de Castilla-La Mancha está poniendo impedimentos porque la nueva sede tendrá más gasto de mantenimiento al ser más grande y disponer de mejores dotaciones para la conservación de los documentos”.

También ha confirmado que no solo se encuentra terminado, sino completamente equipado como prueba la contestación del Ministerio de Cultura en el mes de marzo pasado, e incluso se ha podido comprobar en visitas guiadas organizadas por el Colegio de Arquitectos de Guadalajara.