Álvaro Digué inicia su carrera musical en Guadalajara

Alvaro Dígue, joven cantauror residente en Azuqueca (Foto: Sonogrand)
Alvaro Dígue, joven cantauror residente en Azuqueca (Foto: Sonogrand)

Los comienzos son siempre complicados. Pero también apasionantes e ilusionantes. Están llenos de proyectos. Un ejemplo de ello es Álvaro Digué, un madrileño afincado en Azuqueca de Henares desde hace 16 años que va a dar mucho que hablar. Él es cantautor de múltiples influencias. Entre ellas, Alejandro Sanz, Barry White, Christopher Cross o, incluso, Camilo Sesto. Por ello, Digué ubica su estilo entre el pop-rock y la balada. Algo que tiene que ver con el tipo de canciones que le han rodeado desde niño. “En mi casa siempre se ha escuchado mucha música y muy variada”, confirma el artista.

Precisamente, Álvaro se ha visto muy influenciado por el ambiente cultural existente en su hogar. Su progenitor siempre ha sido un gran amante del mundo musical. Llegó a formar parte del elenco de Jesucristo Superestar, junto a Camilo Sesto. Al mismo tiempo, su madre ha mostrado una gran querencia por la literatura. De hecho, ha escrito poesía. “La confluencia de los dos talentos de mis padres ha sido muy importante”, confirma el cantautor azudense.

No es extraño, por tanto, que Álvaro se haya interesado desde niño por los compases musicales. Cuando apenas contaba con ocho años –ahora tiene 30–, su madre intercedió para que los Reyes Magos le regalaran una guitarra. Y, desde entonces, no se ha separado de este instrumento. Es su pasión, su forma de vida. Además, tenía el maestro en la habitación de al lado. Su padre también tocaba las seis cuerdas. Y lo hacía en casa. Digué se fijaba en él.

Así, entre las enseñanzas e influencias positivas que recibía de este contexto, Álvaro llegó al instituto. Allí dio con un profesor argentino que hizo que su pasión por la música se incrementase todavía más. Fue este docente quien, con varios de sus alumnos –entre los que se encontraba Digué–, creó una banda musical. Todos sus miembros acudían a residencias de ancianos de la localidad, para amenizarles a lo largo del año.

Un amor por la música que caló profundamente en el cantautor azudense, que fue forjándose de manera autodidacta. Una querencia por el arte que, progresivamente, se intensificó hasta la actualidad. Este creador tiene casi a punto su primer disco. Algo que también ha conseguido gracias al apoyo de Sonogrand, su productora. Un trabajo al que todavía no ha puesto nombre –“lo estamos decidiendo”, confirma–, pero del que ya tiene los temas elaborados. “Tendrá entre diez y 13 canciones. Seguramente serán diez, pero habrá algún detallito”, asegura Álvaro. Todos los cortes serán en castellano. “Todavía tengo que perfeccionar mi inglés”, ríe.

Cartel de la próxima actuación en Guadalajara (Foto: Sonogrand)
Cartel de la próxima actuación en Guadalajara (Foto: Sonogrand)

 

El primer concierto, en Guadalajara
Por tanto, el disco de Digué se encuentra a punto de caramelo. Incluso, tiene fecha de presentación. Será en Guadalajara el próximo sábado, 29 de abril, a partir de las 22.00, en el café teatro Monkey Man, ubicado en la calle Alamín, número 121. La entrada será gratuita. Durante la cita se podrán escuchar algunos de los éxitos del cantautor azudense. Entre ellos, «Algún Día», su primer sencillo. Sin embargo, no será el único tema que se interpretará durante el evento. Habrá muchas sorpresas.

Todo ello se podrá vivir el próximo 29 de abril. Pero, ¿cuál es la causa de que Álvaro eligiese la capital para presentar su nuevo trabajo? “Porque llevo aquí 16 años y me siento un alcarreño más”, contesta con orgullo. “Quería que la presentación de mi disco fuera en Guadalajara, porque es una ciudad que me encanta y que me ha acogido muy bien”, confirma.

Alvaro Dígue, joven cantauror residente en Azuqueca (Foto: Sonogrand)
Alvaro Dígue, joven cantauror residente en Azuqueca (Foto: Sonogrand)

De hecho, lleva por tierras arriacenses más de la mitad de su vida. Álvaro tiene 30 años y llegó a Azuqueca de Henares hace década y media, procedente de Madrid –donde había nacido–. Y en ningún momento se ha sentido un extraño. “He hecho muchos amigos aquí”, señala. Por ello, ha querido que el lugar para presentar su ópera prima sea la provincia. Sin embargo, ya tiene cerradas otras actuaciones. Por ejemplo, el 27 de mayo estará en Alcalá de Henares. También ha previsto algunas apariciones en televisión.

Una promoción en la que, también, está utilizando las redes sociales. “Es la forma más rápida y cercana de estar con la gente y que te sigan desde el principio”, confirma. Pero Álvaro prefiere el contacto con el público. De hecho, recalca la importancia que tienen los conciertos, que comenzarán en Guadalajara el próximo 29 de abril. Éste será el primer el primer encuentro que tenga con sus seguidores. En él podrá conversar con ellos, intercambiar opiniones y mostrarles su buen hacer. En consecuencia, los inicios siempre son duros, pero también muy ilusionantes.

Porque, como dijo Pat Conroy:
«La vida, sin la música, es un viaje por el desierto»

Álvaro Digué

Álvaro Pérez Díaz-Guerra, más conocido como Álvaro Digué, nació en Madrid el 11 de noviembre de 1986. Todavía no ha cumplido los 31, pero ha pasado la mitad de su vida en la provincia de Guadalajara. Más concretamente en Azuqueca de Henares, donde llegó hace 16 años. En esta localidad ha tenido una magnífica acogida. Cuando se instaló en la villa azudense la llama del arte ya había prendido en su interior, gracias a la guitarra. Sabía a lo que quería dedicarse.

De hecho, tras varios años de formación autodidacta, va a presentar en Guadalajara su primer disco. “Ahora estoy volcado en la música”, confirma el cantautor. Mostrará sus destrezas el 29 de abril, a partir de las 22.00. Sin embargo, antes de llegar a este punto, ha trabajado en diferentes empresas y ha realizado diversos estudios, alejados de la carrera artística. Pero, en estos momentos, ha emprendido un nuevo camino que le permitirá alcanzar uno de sus sueños: convertirse en cantautor

Julio Martínez
Historiador y periodista, especialista en comunicación ambiental y en Masonería mexicana. El reporterismo es mi vocación. Ahora informando desde Guadalajara. “Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz” (Benito Juárez, 1867).