Amplia representación guadalajareña en la manifestación de los ganaderos en Toledo

Tras la lectura de los puntos reivindicativos ha tomado la palabra el secretario general de UPA Castilla-La Mancha Julián Morcillo. De ese modo recordó que los ganaderos estaban presentes en la Plaza de Zocodover porque “al hacer el balance anual, éste siempre ofrecía cifras negativas. Es una barbaridad  – afirmó el secretario general de UPA- que mientras que los que hacen las inversiones y compramos los animales, los piensos, etc., al final seamos los únicos que perdemos mientras los demás se aprovechan de nuestro esfuerzo y de nuestro trabajo”.

Morcillo recalcó además que los ganaderos de Castilla-La Mancha “no estamos dispuestos a que cuatro especuladores, muchos de los cuales vienen de hundir el sector de la construcción con la complicidad de los bancos, vengan a apostar por los cereales para sacarle rentabilidad a su fortuna. Para ello lo hacen jugando con el futuro de nuestras explotaciones y de nuestras familias y ¡no lo vamos a permirtir! Necesitamos que haya un equilibrio en la cadena agroalimentaria. Es inadmisible que el que más ponga sea el que más pierda”, afirmó.

Para UPA no se puede jugar con la producción de alimentos y “cualquier Gobierno que tenga un poco de sensatez lo tendría que tener claro”. En este sentido Julián Morcillo pidió “valentía al gobierno de nuestra nación, al de la Unión Europea para adoptar medidas que salven al sector productor”. Por ello la organización abogó por el establecimiento de contratos-tipo que fijen de antemano el precio que percibirían los productores

En términos parecidos se manifestaron el coordinador regional de COAG-IR, Alfonso Marín y el secretario regional de Asaja, José María Fresneda.

Tras la lectura de la tabla reivindicativa los secretarios generales de las distintas organizaciones agrarias hicieron entrega de la misma al subdelegado del Gobierno en Toledo, Javier Corrochano, quien afirmó que trasladaría las misma a las autoridades competentes.