Arranca una campaña electoral marcada por la crisis económica y el desempleo

Como viene siendo tradicional, los partidos políticos con más representación en Guadalajara, PP y PSOE, han vuelto a iniciar esta campaña con la pegada de carteles en los tradicionales lugares de siempre, en el entorno de la Avenida de la Constitución y en la Concordia, respecticamente. IU lo hizo en Santo Domingo y UPyD en la Glorieta de la Aviación.

En el caso del PP, la fuerza mayoritaria en la provincia, su presidente y cabeza de lista al Congreso, Antonio Román, ha invitado a todos los ciudadanos a sumarse al cambio que quiere su formación, “un cambio -que según dijo- es necesario en España”.

No dejó de aludir al problema del desempleo como “la herenciia que nos deja Rubalcaba y el PSOE a todos los Españoles. Esos 5 miillones que queriendo trabajar no pueden hacerlo, con dramas sociales en algunos casos”.

El slogan del PP en esta campaña es “Sumaté al cambio”, con el que quiere que “todos nos unamos en mejorar las condiciones de vida de todos los españoles, sin buscar peleas entre unos y otros”, añadió Román, algo a su juicio fundamental para que España salga de una crisis “en la que nos ha introducido el PSOE por su inacción, por tomar medidas a destiempo, tardías e inadecuadas”.

Sobre sus candidatura en Guadalajara, Román ha vuelto a realizar una defensa de la misma calificándola de “solvente, preparada, potente y con una enorme ilusión por liderar el camibo”.

Sobre el tiempo de campaña que van a realidad en Guadalajara, Román ha señañado que será “austera, pegada a la gente, cercana, en la que no habrá grandes actos pero si muchos kilómetros por la geografía provincial para pedir a toda la población que se sume al cambio”.

Pese a que las encuestas le son favorables, el líder popular en Guadalajara ha señalado que “nunca está todo hecho. Hasta el momento en el que se abren las urnas y se saca el último voto no se puede decir que esté todo hecho. Hay que seguir trabajando hasta el último minuto para que haya un cambio en la forma de gobernar”.

Defendió la coherencia del PP frente al incoherencia del PSOE en Guadalajara.

En lo que no se mojó demasiado Román fue precisamente en el futuro de la energía nuclear