Ayuntamiento y Junta acondicionan el aparcamiento provisional del colegio Cardenal Mendoza

 El alcalde de la capital, Antonio Román, y el elegado del Gobierno regional en Guadalajara, José Luis Condado, acompañados de varios concejales guadalajareños han querido visitar este espacio para examinar cómo han finalizado los trabajos.

Esta superficie de 4.500 metros cuadrados, de titularidad de la Junta de Comunidades, recibe cada día cientos de vehículos. Las condiciones en las que se encontraba este espacio de aparcamiento provisional no eran las adecuadas por los socavones y el polvo o el barro del terreno de tierra.

Para acondicionar este espacio, el Ayuntamiento de Guadalajara ofreció a la Junta de Comunidades la posibilidad de utilizar los desechos del asfalto de la Operación Asfalto para nivelar el terreno. Esta actuación ya se ha llevado a cabo en otros momentos, consiguiendo el doble objetivo de reutilizar lo que serían residuos, material conocido como fresado, para adecentar zonas que tienen algún tipo de deterioro con una pequeña inversión económica.

“Es una actuación que tiene un carácter de respeto al medio ambiente. Hemos utilizado los restos del fresado. La reutilización de los restos de la Operación Asfalto no solo se ha llevado a cabo en la parcela del antiguo colegio Cardenal Mendoza, también se ha hecho en otras ocasiones en la ciudad. Estamos utilizando las eres que enseñamos a los niños de reutilizar y reciclar porque no podemos llenar nuestro planeta de residuos sin reciclarlos”, ha destacado el alcalde, Antonio Román.
La utilización de los restos del fresado para el acondicionamiento de otros espacios en la ciudad es una actuación que se ha llevado a cabo en años anteriores para la mejora del pavimento de zonas del recinto ferial, o también de los caminos que comunican zonas alejadas de la ciudad como por ejemplo aquel que une el sector SP pp 11 con una granja escuela guadalajareña.

Concretamente, el Consistorio capitalino ha invertido un total de 6.000 euros, unos 4.000 en los trabajos de nivelación del terreno y otros 2.000 euros en la adquisición y colocación de una valla para proteger los restos arqueológicos que se encontraron en este terreno en el año 2008 y que se encontraban al descubierto con el peligro que conllevaba por el estacionamiento de vehículos en sus proximidades. La valla impide que vehículos o peatones puedan deteriorar estos vestigios catalogados y protegidos.

“Ha sido una actuación pequeña. Nos preocupan las pequeñas inversiones. Si en la Operación Asfalto hemos invertido más de 600.000 euros, también hay que destacar esta pequeña inversión que es muy apreciada por los vecinos de Guadalajara, sobre todo los que lo usan día a día”, ha señalado Antonio Román.

Tanto el alcalde de la ciudad como el delegado de la Junta en Guadalajara se han referido a la futura utilización de esta parcela que albergó el centro educativo Cardenal Mendoza y que el Ayuntamiento de la capital cedió gratuitamente a la institución regional para la construcción de la sede de las delegaciones regionales del Gobierno y Educación en el plazo de cinco años, momento tras el cual, si no se realiza este fin, revertirá al Consistorio.

Antonio Román ha explicado que en este proyecto para la construcción de las sedes del Gobierno regional y de la delegación de Educación en Guadalajara “se gastó 200.000 euros que tiraron a la basura, para nada. Y digo para nada porque luego, obedeciendo a no sé qué intereses, prefirieron gastarse 21 millones de euros en comprar el antiguo edificio de Caja de Guadalajara y despreciar el solar que se les había cedido con carácter gratuito en lugar de construir una sede por mucho menos dinero”. “¿Qué intereses tenía el gobierno socialista y sus delegados en que no se edificara aquí un nuevo edificio y se comprara un edificio muy caro y costoso de más 21 millones de euros? No sé si algún miembro del Gobierno de Barreda va a ser capaz de contestar por qué despilfarraron tantos millones de euros en un edificio cuando habían gastado ya 200.000 euros en un proyecto para construir un edificio en una parcela gratuitamente cedida por el Ayuntamiento”, se ha preguntado el alcalde de Guadalajara.

Por su parte, el delegado del Gobierno regional en Guadalajara ha insistido en esta cuestión apuntando que “nunca se llegó a redactar un proyecto de ejecución” después de haber invertido 200.000 euros en el planeamiento  básico inicial. Asimismo, José Luis Condado ha informado que la adquisición de la sede actual de la Junta en Guadalajara se efectuó a través de la empresa pública Gicaman y esta operación tendrá un coste mayor de esa compra inicial de 21 millones de euros.

“Gicaman tiene alquilado el edificio a la Junta más allá del año 2030 por un importe que sumará más de 31 millones de euros. Esta es una demostración palpable de por qué se están tomando las medidas que se están tomando en los Presupuestos de la región. Con estos despilfarros anteriores, nos vemos obligados a estas actuaciones”, ha dado a conocer José Luis Condado.

Por otro lado, el delegado de la Junta de Comunidades ha valorado positivamente la actuación de vallado que se ha llevado a cabo para proteger los restos arqueológicos que aparecieron en el año 2008 en las labores de demolición del antiguo centro educativo: “esos restos están protegidos y permitirá reincorporarlos al futuro edificio que se pueda construir o a la actuación que Junta o Ayuntamiento puedan llevar a cabo en este lugar.”