Ayuntamientos del PSOE anuncian acciones legales contra el presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe

carnicero_mas040714Ayuntamientos gobernados por el PSOE y representantes de este partido en la Mancomunidad del Aguas del Sorbe (MAS) han anunciado acciones legales contra el presidente la entidad, Jaime Carnicero, por uso indebido del dinero público. Según ha explicado el vocal de Azuqueca de Henares Julio García, ha cobrado en torno a 1,8 millones de euros a los ayuntamientos mancomunados por la subida de tasas aprobada el año pasado y, además, está utilizando fondos de la Mancomunidad “para perseguir a los que no están de acuerdo con sus decisiones”.

En julio del año pasado, Carnicero subió el precio del agua un 35%, justificando este fuerte incremento por los costes de amortización y explotación de la tubería que conecta las instalaciones de la MAS con el embalse de Alcorlo para garantizar el abastecimiento en épocas de sequía. Sin embargo, cuando ya ha pasado más de un año desde entonces, y más de cuatro desde que se terminaron las obras, esta infraestructura aún no ha entrado en funcionamiento. De hecho, Carnicero ni siquiera ha logrado aún la concesión de agua que debe aprobar la Confederación Hidrográfica del Tajo para derivar caudales desde el embalse en caso de necesidad.

Uso fraudulento
Pese a ello, Carnicero está cobrando a los ayuntamientos por un servicio que no reciben, y los 350.000 habitantes abastecidos por la MAS han pagado ya más de 1,8 millones de euros –a razón de 130.000 euros al mes–, cantidad que superará los 2,3 millones a finales de año. Ahora, el presidente de la MAS quiere utilizar una parte de este dinero –en concreto, 500.000 euros– para financiar obras hidráulicas, en lo que García ha calificado como “un uso fraudulento, porque primero nos ha cobrado indebidamente un dinero y ahora pretende devolver solo una parte y con condiciones totalmente arbitrarias”.

“Lo que tiene que hacer es devolver todo, porque es un dinero de los ayuntamientos que no se está destinando al fin para el que se aprobó la subida de tasas el año pasado”, ha asegurado el responsable socialista, tras anunciar el rechazo de los vocales de este partido a la propuesta que va a presentar Carnicero en la próxima asamblea de la Mancomunidad, así como su intención de “ir donde sea preciso para denunciar este atropello y este abuso”.

Según sus estimaciones, mientras que los vecinos de Alcalá de Henares han pagado ya más de 750.000 euros por la puesta en marcha de la tubería de Alcorlo, que está inutilizada, Carnicero pretende destinar a este ayuntamiento tan solo 132.000 euros –menos del 20%– a través de subvenciones para obras. En el caso de Guadalajara, la pérdida sería de casi 300.000 euros, y de más de 100.000 euros para Azuqueca de Henares. Entre los 13 municipios mancomunados, la suma asciende a más de 1,3 millones.

Por su parte, el alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, ha indicado que su ayuntamiento va a denunciar a Carnicero por los recargos indebidos cobrados desde hace más de un año, que superan los 100.000 euros, “porque el dinero de nuestros vecinos no puede estar al arbitrio del presidente”. En el mismo sentido se ha manifestado el alcalde de Yunquera de Henares, José Luis González, al asegurar que emprenderán las acciones oportunas para recuperar los más de 40.000 euros que Carnicero les ha cobrado por un servicio que no está prestando.

La MAS, el cortijo de Carnicero
Los representantes socialistas han criticado también la gestión de Carnicero “por utilizar la Mancomunidad como un cortijo”, usando de dinero público con fines políticos mediante la distribución de un folleto que vierte falsedades contra los ayuntamientos de Marchamalo y Yunquera de Henares. En este sentido, Esteban ha asegurado que también están estudiando acciones legales por “presuntos gastos irregulares de dinero público”, y ha reclamado a Carnicero que “se presente a las elecciones si tiene tanta ambición política”.

González ha aclarado que su ayuntamiento ha invertido más de un millón de euros en renovación de redes, por lo que en este momento no necesita subvenciones para este tipo de obras, como tampoco un nuevo depósito de aguas, que solo serviría para encarecer innecesariamente los costes que pagan los vecinos. Por su parte, el alcalde de Marchamalo ha recordado que Carnicero le ha denegado una subvención de manera arbitraria, puesto que no tiene deudas con la Mancomunidad, según ha certificado la secretaria del Ayuntamiento.