Barreda da instrucciones para que el calendario escolar recoja la denomicación de vacaciones de Semana Santa

El presidente aseguró que le gusta que a las cosas se les llame por su nombre y consideró que el cambio de denominación es innecesario, según afirmó en la presentación del cartel y programa de mano de la Semana Santa ciudadrealeña, a la que acude cada año.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo autónomo resaltó el “sentido profundo” de la Semana Santa, una celebración religiosa que, dijo, “así debe seguir siendo porque es lo que le da contenido”. Barreda resaltó además el carácter evocador de esta celebración a la que, como cofrade, siempre se ha sentido muy unido.

Para Barreda, se trata de una tradición con la que afloran recuerdos y experiencias que nos han marcado y que siguen influyendo en nuestra concepción del mundo y de la vida.

El jefe del Ejecutivo autónomo afirmó que si siempre es importante mantener nuestras raíces y señas de identidad, tal vez ahora, en un contexto de mundialización, cuando las comunicaciones son muy rápidas, “es más importante que nunca ser más auténticos, más nuestros”, pero no como rechazo a los otros, sino “como una muestra de la diversidad y de nuestras propias características a las que no estamos dispuestos a renunciar”.

En este sentido consideró que ambas cosas son perfectamente compatibles pues es una forma de enriquecer al conjunto de la sociedad, y deseó que este año todas las procesiones puedan desfilar y que puedan ser contempladas por toda la sociedad.