Barreda visitó ayer de nuevo Guadalajara

El jefe del Ejecutivo autónomo trasladó su enorme satisfacción porque, dijo, no hay ninguna Comunidad Autónoma que adelante a Castilla-La Mancha en la prestación de este tipo de servicios sociales, “y es lo que a mí me llena de orgullo”, afirmó.

En este sentido insistió en que en Castilla-La Mancha son necesarias todas las capacidades, todas las inteligencias, de ahí el importante esfuerzo colectivo que la Comunidad Autónoma está haciendo para conseguir que la vida trate dignamente a todos los seres humanos.

Así declaró que en Castilla-La Mancha los servicios sociales han experimentado una mejora espectacular y recordó el compromiso de mantener un incremento del 15 por ciento de los presupuestos dedicados a las personas que por una u otra razón necesitan más de la ayuda de los demás.

El presidente puso como ejemplo de estos avances las viviendas ‘Manolito Taberné’ donde viven personas que tienen un tipo de discapacidad que les permite tener una plena autonomía.
Para Barreda, el objetivo es precisamente ese: facilitar a estas personas su autonomía personal, “que puedan desarrollar su proyecto de vida como cualquier otra persona”, afirmó.

“En Castilla-La Mancha necesitamos todas las capacidades, todas las inteligencias”, señaló Barreda que aseguró que a pesar de los momentos de dificultad económica el Gobierno autónomo no recortará ni aplicará medidas de austeridad en las políticas “que afectan a los más indefensos”.

Para el presidente eso hubiese sido lo fácil, “sin embargo, añadió, lo que hemos hecho ha sido mantener la inversión, la financiación de los servicios sociales porque es una prioridad en la que no vamos a ceder lo más mínimo”.

Por su parte, Ángel, uno de los usuarios, dio las gracias al presidente por estar con él y con todos los vecinos en un momento tan importante para ellos y trasladó su alegría al poder disfrutar de una vivienda en la que lleva viviendo dos años con su mujer, Teresa, y en la que aseguró estar muy contento.