Barreda vuelve hoy de nuevo a Guadalajara

La creación del instituto de Enfermedades Neurológicas forma parte de la estrategia desarrollada por el Plan de Investigación en Ciencias de la Salud de Castilla-La Mancha para incentivar la labor investigadora en la sanidad pública y refleja el esfuerzo adicional del Gobierno regional desde que asumió las competencias en asistencia sanitaria en 2002 para relanzar la producción científica en este campo.

El Instituto se integra en la red hospitalaria pública de la Región y representa una medida de mejora de la atención médica integral, eficiente y de calidad en el tratamiento de este tipo de dolencias que se presta en la Comunidad Autónoma.

Dentro del Instituto ya funciona, desde el pasado 1 de marzo, la Unidad de Daño Cerebral Sobrevenido. Además, ha incorporado a los profesionales y equipamiento del laboratorio de Diagnóstico Molecular, un centro nacional de referencia desde hace 15 años en la investigación de enfermedades neurodegenerativas como las demencias o el parkinson.

El Instituto de Enfermedades Neurológicas constituye para Guadalajara y para Castilla-La Mancha una referencia y estímulo asistencial, docente e investigador en campos tan difíciles como el daño cerebral sobrevenido y los enfermos neurológicos crónicos y degenerativos.

La plantilla está compuesta, actualmente, por 168 profesionales, aunque está previsto que alcance las 184 personas cuando la Unidad de Daño Cerebral Sobrevenido funcione a pleno rendimiento.