Belleza: Cabellos coloreados

La belleza del cabello se traduce en brillo, ligereza y vigor, pero el cuero cabelludo puede ser víctima de desequilibrios internos o agresiones externas.

AGRESIONES EXTERNAS
Los cabellos coloreados, decolorados o con mechas necesitan una hidratación y un cuidado especial para retener por más tiempo la intensidad, vivacidad y brillo del color. Son cabellos muy vulnerables, con una fibra capilar alterada a causa de las agresiones externas: sol, lluvia, viento, secadores, planchas. Por lo que sufren una pérdida de color. Necesitan un tratamiento fluido, capaz de recuperar la luminosidad y la salud de la fibra capilar que alise y selle la cutícula, consiguiendo un mejor anclaje del color y una acción fuertemente acondicionadora y desenredante. Y además con un formulación que contenga  una potente combinación de filtros solares, con el fin de  proporcionar la máxima protección frente a la radiación UV natural.
A NIVEL INTERNO
La piel es un órgano que contiene fibras nerviosas. Picor, escozor, tirantez del cuero cabelludo son entre otros los síntomas de un cuero cabelludo sensible desencadenado por factores como sequedad del aire, calor, frío, contaminación, emociones, stress, o champús inadecuados. Cerca de un 5% de mujeres se quejan de sufrir este tipo de síntomas, porque al igual que la piel y el cuerpo cabelludo, es rico en terminaciones nerviosas. 
Para los cabellos coloreados: “Mascarilla Color y Protection”, de Longueras (6´95 euros); “Tratamiento Protector del Color BC Color Freeze”, de Schwarzkopf (16 euros); “Crema de color acondicionadora Igora Senea, de Schwarzkopf (14´95 euros);”PhytoBaume Eclat Colour acondicionador”, de Phyto (16 euros); “Champú a la granada”, de Klorane (7´20 euros); “Champú sin sulfatos para cabello coloreado Bonacure Color Freeze”, de Schwarzkopf (11´90 euros); “Champú color Igora Senea” (14´75 euros).
Para calmar los cabellos sensibles: “Acondicionador Bonacurre Sensitive Soothe”, de Schwarzkof (11´30 euros); “Sensinol champú tratante fisioprotector de cuero cabelludo sensibles y fragilizado”, de Ducray (12´95 euros); Serum Calmante Bonacure Sensitive Soothe”, de Schwarzkof (27´75 euros); “Champú suave y equilibrante Naturia”, de Rene Furterer (15´50 euros).

Por Esperanza de Juan