Belleza: Díselo con flores

La primavera se viste con flores y mayo es el mes de las flores. Dile a mamá que la quieres con un ramillete de flores, traídas de  países  lejanos y exóticos y a la vez más cercanos: el jazmín de Egipto, la rosa de Bulgaria, el iris de Florencia, la celinda de los jardines andaluces. Muestra tu cariño con un bouquet floral encerrado en un frasco joya.

Un mundo de hadas: “Feerie”, de Van Cleef & Arpels. Es una fragancia chispeante floral amaderada que te permite entrar en el paraíso de los sentidos gracias a las notas exquisitas de la violeta envuelta en el frescor de sus hojas verdes y de los aromas afrutados de la grosella y mandarina. El absoluto de la rosa de Bulgaria y la esencia de rosa, iluminan su corazón floral junto al jazmín de Egipto y al iris de Florencia. (122 euros).
Una fantasía nocturna: “Midnight Fantasy”, de Britney Spears. Es un elixir embriagador de frutos exóticos que estimulan el deseo, un bouquet floral de orquídeas, pétalos de fresia y lirio que se combina con el aroma sensual del almizcle, vainilla y ámbar. Todo ello encerrado en un frasco azul medianoche con destellos de cristales de zafiro. (100 ml, 62 euros).
Un paseo por los jardines andaluces: “Eau de Soir”, de Sisley. Mima a mamá con el inconfundible aroma a celinda que recuerda un paseo al atardecer por los misteriosos jardines andaluces. Notas de mandarina y pomelo, jazmín y celinda, almizcle y ámbar son los ingredientes de esta fragancia floral. (186 euros 100 ml.).
Un perfume femenino cómplice: “Womanity Eau por elles”, de Thierry Mugler. Es una fragancia luminosa y chispeante que se saborea en tres encuentros olfativos: afrutado, azucarado y salado gracias a la combinación de notas muy sorprendentes como la fresa del bosque, higo y el acorde marino del caviar. (Frasco Eco recargable 80 ml, 58 euros).
Un ramillete de flores blancas: “La Purete For Her”, de Zadig&Voltaire. Es una fragancia pura, delicada e inocente con un toque amaderado y una calidez avainillada. Un ramillete de flores blancas, flor de azahar, peonía y bergamota que se combina a la perfección con la delicadeza del té de jazmín y notas almizcladas. (30 ml, 47 euros).
Una invitación a viajar por los misterios de Oriente: “Oriens”, de Van Cleef & Arpels. Es una fragancia floral afrutada, un viaje olfativo por Oriente  que combina los sabores de las frutas rojas como la mandarina frambuesa y grosella con las notas embriagadoras de los pétalos de jazmín y nenúfar. En las notas de fondo, el pachuli envuelve en praliné (100 ml, 102 euros).
Un amor eterno: “Romance, Always Yours Parfum”, de Ralph Lauren. Es una fragancia floral sensual encerrada en un diamante que fusiona en sus notas de cabeza el aroma de la rosa, fresia amarilla y jengibre con las notas florales de corazón flor de loto, lirios blancos y violeta con un fondo cremosa y sensual. (91 euros).
A flor de piel “Saharienne”, de Yves Saint Laurent. Un homenaje a una de las prendas míticas de este diseñador. Es una fragancia fresca y explosiva gracias a sus notas cítricas desvelando efluvios solares y envolviendo la piel como si fuera una voluptuosa caricia. (65 euros, 75 ml).
Un perfume de alta costura: “Eaudemoiselle”, de Givenchy. Es una fragancia femenina y sofisticada que sorprende por su delicadeza y aroma floral almizclado. La salida se desvela por el estallido de notas chispeantes de la mandarina y limón con un ligero acento verde, el corazón sensual gracias a un ramillete floral compuesto por la rosa, azahar y lirio. El fondo es una estela amaderada y almizclada. (84 euros, 100 ml).

Por Esperanza de Juan