Belleza: Un cutis limpio

Ya con la llegada de la primavera queremos mostrar una piel bella y resplandeciente. Para empezar nada mejor que realizar una limpieza regular y profunda de la piel. Para olvidarte de los “barros”, “espinillas”, “granos” y demás molestias que suelen aparecer en pieles poco limpias, planifícate y organiza un buen calendario.

Recuerda que el agua es tu mejor aliado: limpia, tonifica y relaja y además es gratis. Pero también recuerda que la piel necesita cuidados extras y las limpiadoras, peelings y mascarillas son imprescindibles.
La piel del rostro es la que más se ensucia ya que normalmente va al descubierto y está en permanente contacto con la atmósfera y con todas las sustancias contaminantes que en ella se encuentran, a lo que hay que añadir los gases que generan la calefacción, el aire acondicionado y el tabaco. Pero además estas sustancias contaminantes atacan la piel: al adherirse a la superficie cutánea, se mezclan con la suciedad natural y el sebo y bajo el efecto de los rayos UV generan toxinas y radicales libres. Cuando estos radicales libres penetran en la epidermis atacan los sistemas de defensa natural y eliminación de toxinas. El resultado salta a la vista: tez apagada y áspera, deshidratación, sequedad, envejecimiento prematuro, irritación, hipersensibilidad cutánea. Un gesto esencial para el cuidado de la piel es su limpieza: consiste en eliminar todas las impurezas que se acumulan en el rostro a lo largo del día. Es de vital importancia utilizar productos adecuados a cada tipo de piel. Es recomendable que la frecuencia de limpieza sea de dos veces al día: una por la mañana  y otra por la noche antes de acostarse. Finaliza con unos toques de algodón impregnado en loción tónica para clarificar, exfoliar y eliminar los restos de suciedad. Como cuidados extras no olvides utilizar una vez a la semana una mascarilla limpiadora y cada quince días un peeling para eliminar todas las células muertas. El resultado es una piel más oxigenada, más fresca, más vital, en definitiva una buena piel.
LOS REMEDIOS
Limpiadora: “Desmaquillador hidratante”, de Carla Rose Bulgaria Roses Beauty (16´85 euros); “Desmaquillante tónico express”, de Clarins (25´50); “Crème Douce Démaquillante Peaux Sèches ou Fragilisées”, de Clarins (29´25); “Eau Micellaire pieles sensibles”, de Anne Moller; “Tolerance Extreme leche limpiadora piel sensible”, de Avene (16´30 euros); “ Limpiadora Facial Suave de Aloe”, de Body Shop (9 euros); “Gel limpiador exceso de grasa para cara y cuerpo Reve de miel”, de Nuxe (16´80 euros); “Agua limpiadora y Desmaquillante pieles sensibles Sensiphase”, de A- Dherma (10 euros).
Exfoliante: “Exfoliante sensorial a las 3 flores blancas”, de Lierac (22 euros); “Exfoliante Facial Diario de Vitamina C”, de Body Shop (15 euros); “Crema enzimática de renovación”, de Maystar (46 euros); “Doux Exfoliant Lotion de Clarté”, de Clarins (31 euros).
Loción Tónica: “Loción Tónica pieles secas –normales”, de Clarins (15 euros).
Para los ojos: “Loción suave desmaquillante para los ojos”, de Clarins (20 euros); “Démaquillant yeux et levres waterproof”, de Anne Möller; “Desmaquillante suave para los ojos”, de Avene (10´90 euros).

Por Esperanza de Juan