CaixaBank “se come” a Banca Cívica y con ello a Caja Guadalajara

Las 4 cajas de ahorros que actualmente participan en el capital de Banca Cívica se convertirán en accionistas de CaixaBank, donde la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, “la Caixa”, mantendrá el control mayoritario, con el 61%, tras la conversión de todas las obligaciones convertibles ya emitidas y la recompra de las participaciones preferentes de Banca Cívica. 

Está previsto que el proceso de fusión finalice en el tercer trimestre de este año y que la operación genere unas sinergias potenciales de 540 millones a partir del año 2014

CaixaBank confirma su intención de mantener el dividendo en 0,231 euros por acción para el año 2012.

La Obra Social se reforzará mediante pactos y convenios para colaborar en el desarrollo de la Obra Social en los territorios naturales de las cajas accionistas de Banca Cívica.

Caja de Guadalajara integrada en el primer banco de España
 
En menos de cinco años, Cajasol y sus entidades fundadoras, entre ellas Caja de Guadalajara, han pasado de ser cajas de ahorro con una implantación básicamente local a encontrarse integradas en la entidad financiera más importante del país por su volumen de activos en el territorio nacional. Cajasol aporta en esta integración más de dos millones de clientes y el liderazgo en Andalucía Occidental, además de una importante implantación social y económica en Guadalajara, Castilla-La Mancha,  Extremadura y el resto de Andalucía. 
  
Por otro lado, la Obra Social de Cajasol, así como la futura Fundación Caja de Guadalajara, serán un soporte esencial para proyectos, entidades y personas que dependen de la inversión social que realiza la entidad.

De momento, de lo que no se conoce demasiado es de cómo afectará esta nueva fusición que ahora se pone en marcha a los puestos de trabajo de las respectivas entidades que ahora conforman CaixaBank.