Caja Rural de Toledo aprueba su primer Plan de Igualdad

El Plan, que entró en vigor este mes de enero, también incluye un Protocolo de Prevención del Acoso Sexual en el Trabajo para evitar y, en el supuesto de que se produzca, ayudar a la víctima en esta materia tan delicada en el mundo laboral.

Según la directora de Recursos Humanos de Caja Rural de Toledo, Paloma Gómez, “esta iniciativa se inscribe en la política de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa de la Entidad, que más que una herramienta o técnica de gestión forma parte de la esencia misma de Caja Rural de Toledo, sus principios y su compromiso social con los empleados y empleadas, principal valor de nuestra cooperativa de crédito”.

Se trata de un plan estratégico, con medidas a corto, medio y largo plazo a aplicar en cuatro años, desde el 1 de enero de 2011 al 31 de diciembre de 2014, y que persigue la configuración progresiva de la plantilla de Caja Rural de Toledo hacia unos porcentajes que equiparen al personal masculino y femenino.

Para ello incide expresamente en apartados tan importantes como el acceso a la empresa, promoción, formación, clasificación profesional, conciliación de la vida personal, familiar y laboral, comunicación, salud laboral y, especialmente, en la prevención del acoso sexual.

Sus objetivos son: evitar discriminaciones en el acceso al empleo por razón de sexo; promocionar aún más la conciliación de la vida laboral y familiar; potenciar una cultura empresarial sensible a la igualdad de oportunidades; perfeccionar la comunicación interna y externa en igualdad de oportunidades y prevenir el acoso sexual y por razón de sexo.