Caja Rural de Toledo dona a Cáritas Guadalajara alimentos y juguetes para las personas más desfavorecidas

La entrega de esta partida se llevó a cabo en el Salón de Actos de la Dirección Territorial que posee la cooperativa de crédito en Guadalajara y contó con la presencia del director territorial en esta provincia, Francisco Javier Valero; del responsable de Promoción y Desarrollo, Vicente Zurdo; y del Vicario Episcopal de la Pastoral Social de Guadalajara, Braulio Carlés Barriopedro.

Tras efectuar la donación,  las partes agradecieron a todos aquellos que se han adherido a esta causa solidaria su contribución para con los más necesitados. Además, Valero explicó que se trata del tercer año en que la entidad desarrolla esta iniciativa de recogida de alimentos y que se dona a Cáritas Guadalajara para destinarlos a los distintos programas de ayuda que desarrolla para atender a los ciudadanos que más lo demandan. De la misma forma, resaltó la importante labor que realiza Cáritas en la sociedad guadalajareña.

Por su parte, Braulio Carlés agradeció el apoyo que presta Caja Rural de Toledo a las familias de la provincia en un momento tan difícil como el actual, al tiempo que destacó “la solidaridad y generosidad” de los ciudadanos por cooperar para que los más necesitados puedan tener lo más básico: los alimentos.
Los juguetes y alimentos serán distribuidos a través de  Cáritas Diocesana de Guadalajara procediendo esta organización a la justa distribución de los mismos entre los más necesitados.
Esta sensible campaña ha cosechado  una respuesta masiva entre los empleados de la entidad financiera  y ha tenido una gran repercusión entre clientes y ciudadanos, destacando las partidas de arroz, aceite, miel, galletas, azúcar, legumbres, conservas y pasta entregadas.