Caminar libre de paso

Para mí no hay más placer que, cuando el tiempo y la meteorología me lo permite, salir a caminar al campo y a la montaña; normalmente acompañado de buenos amigos, que entre risas y risas nos hacemos una buena marcha para terminar la jornada saboreando una buena comida con una entrañable sobremesa.

Normalmente, el caminar por el campo lo hacemos por caminos, pistas o sendas, todas de titularidad pública, por lo que el paso siempre está libre, no hay barreras ni puertas que nos impidan llegar a donde queramos.

lascruces_B180313Hace unos meses, el gobierno regional nos salió con otra de sus geniales ideas por aquello de la crisis; para paliar aun más si cabe el déficit público, ya no sólo vale con hacer recortes en sanidad y en educación, rebajar el sueldo a los funcionarios, cerrar los PAC y obligar a los enfermos a recorrer largas distancias para ser atendidos, o vender los coches que el anterior ejecutivo había adquirido y que el PP ya no quería (yo creo que la razón era que Cospedal no deseaba poner sus posaderas en el mismo coche en que las puso Barreda). No, ya no se trata sólo de recortes, y ahora se les ocurre enajenar o vender montes de titularidad pública para ayudar a sanear la cuentas del gobierno regional.

Cospedal ha echado sus “cuentecillas de la vieja” y ha pensado en sacar algunos “realillos” por unos montes que, para ella, no la dan beneficios, pues ahí se equivoca, ya que Castilla-La Mancha prevé cubrir sólo el 0,6 % de su presupuesto de ingresos con la venta de montes públicos, vamos una miseria.

En la región planea vender unas 40.039 ha. que afectarían a las cinco provincia, de las cuales a Guadalajara le corresponderían unas 9.424,07 hs. que se repartirían en 11 MUP, según el informe elaborado por Ecologistas en Acción y que está en su web, a saber: Carravieja y Cuesta del Valle, en Guadalajara; Jócar, en Arbancón; Las Cabezadas, en Semillas; El Botijoso, en Tortuero; Robledarcas y otros, en Semillas; El Espinar, en El Cardoso de la Sierra; Fraguas, en Monasterio; Solana de la Cabeza, en Peralveche; Valhondillo y otros, en Guadalajara; Carravieja, Camino de Valdenoches y otros, en Tórtola de Henares y Perímetro de Tendilla, en Tendilla y algunos de ellos afectarán de una manera significativa al Parque Natural de la Sierra de Ayllón.

La ventas de estos montes a mi me suponen muchos interrogantes y ninguna respuesta: ¿se podrá transitar libremente por los caminos que pasan por estos montes? ¿se dedicarán los montes a la función que tienen actualmente?, ¿llegará la mercantil propietaria a utilizar el monte como coto privado de caza?, ¿qué ocurriría en caso de incendio?, quien apagará el fuego ¿la mercantil?, ¿los servicios regionales para la extinción de incendios, o los bomberos del Consorcio Provincial?, ¿quién se encargaría de limpiar el monte?. Muchas preguntas y ninguna respuesta.

Y ocurrirán casos sorprendentes como el del propietario de una finca situada entre Mantiel y Alique: por allí transita un camino público y el dueño decidió un día cerrar el camino y labrarlo posteriormente para borrar todo rastro de él. Además la finca la ha cercado y los animales no pueden moverse libremente, y todo esto con el beneplácito de la Consejería de Agricultura que permite este y otros casos, como el de Villaescusa de Palositos, cuyo propietario tiene cerrado el portón de paso por las dos puestas de entrada usurpando los caminos públicos.

Yo quiero seguir caminando por el campo, haciendo senderismo sin que un día me salga un guarda y me impida transitar por un camino público. Y puestos a pedir, espero que, por ejemplo, no se les ocurra vender los montes que rodean al Ocejón, porque ya sí que no podríamos subir todos los años a poner el belén para navidad.

Solo espero que reine la cordura y que Cospedal y su equipo reconsideren la nefasta propuesta y retiren este inútil proyecto que sólo llevará a enriquecerse a unos pocos a costa de muchos, algo que ya empieza a ocurrir en otros sectores de la sociedad

Angel de Juan

director@henaresaldia.com