Caraca seguirá desvelando sus secretos

Excavaciones en Caraca
Excavaciones en Caraca

No todos los días se descubre una nueva ciudad romana. Ni siquiera es un acontecimiento que ocurra anualmente. Es algo excepcional. Por tanto, es normal que la aparición de Caraca fuera considerada la noticia más importante del 2017 por parte de CulturaEnGuada. Se trató de un justo reconocimiento a un hecho que ocupó las páginas de los medios provinciales, regionales e –incluso– nacionales. Casi nada…

Todo comenzó con una investigación de georroadar desarrollada en el entorno de la ermita de la Virgen de la Muela de Driebes. Allí, un grupo multidisciplinar –comandado por los arqueólogos Emilio Gamo y Javier Fernández Ortea– obtuvo la confirmación de la existencia de lo que podía ser un asentamiento abandonado hacia el siglo II de nuestra Era. Se comenzaban a corroborar los indicios sobre la existencia de un poblamiento en la zona.

De hecho, las sospechas venían de lejos. Los textos clásicos relataban la presencia de «una Caraca» en la zona. Un ejemplo fue el Anónimo de Rávena. Además, siglos más tarde, en 1945 –durante la construcción del canal de Estremera–, se halló un tesorillo compuesto por 1.480 fragmentos de plata, que hoy se custodia en el Museo Arqueológico Nacional. Así, es normal que en la década de 1980 algunos investigadores –como Juan Manuel Abascal o Jorge Sánchez-Lafuente– se refirieran a un importante yacimiento romano en las cercanías…

Vista del Cerro donde se asiente Caraca, obtenida por georradar durante las prospecciones. //Foto: Emilio Gamo

Una realidad que se ha acabado por confirmar. “En superficie pudimos observar numerosísimos restos constructivos: estucos, basas y fustes de columnas, muros, sillares almohadillados de grandes dimensiones, así como restos de una estructura de canalización de aguas”, añadieron en 2012 Emilio Gamo y Sandra Azcárraga. De hecho, en las proximidades se han localizado 112 metros pertenecientes a un acueducto mayor longitud. “La construcción de este tipo de obras iba en consonancia con la monumentalización de las urbes con estatus municipal”, explican los arqueólogos que desarrollan a día de hoy los trabajos en Driebes.

Y, en este contexto, comenzaron las actuales excavaciones. La primera campaña tuvo lugar durante el verano del 2017. “El año pasado realizamos una fase de evaluación para poder probar las estructuras que aparecían en el georradar”, confirma Emilio Gamo. Más concretamente, se realizaron tres catas. “En las mismas se localizaron un edificio público, las columnas del Foro y las calles del cardo y del decumano [las vías principales en las que se estructuraban las urbes romanas]”, confirma el concejal driebeño, Javier Bachiller.

“Las prospecciones realizadas en el Foro han permitido documentar un pórtico en su parte meridional, así como un edificio de dos alturas en la zona oriental. Su piso inferior estaba destinado a una taberna, mientras que el superior –a juzgar por los restos constructivos– tuvo probablemente una función pública”, relatan los expertos. “Se intervino, asimismo, en una zona del decumano, en base a la interpretación previa del georradar, que apuntaba la presencia de un empedrado”, añaden.

Por tanto, y gracias a estas primeras labores, se consiguieron unos resultados muy prometedores. “De acuerdo a las estructuras que encontramos, podemos afirmar con seguridad que en Caraca existía un Foro que hacía las funciones de centro político, cultural, económico, social y religioso, y que implicaba –al mismo tiempo– la condición de ciudad promocionada jurídicamente en época romana”, añade Emilio Gamo.

Una circunstancia que –en sí misma– es muy relevante, debido a las implicaciones históricas que acarrea. “Se trata de un elemento clave para la provincia, puesto que ésta se trataría de la primera localidad promocionada jurídicamente en el actual territorio de Guadalajara”, subraya Gamo. De hecho, este asentamiento pudo tener un tamaño medio. Según las primeras estimaciones, su población estuvo entre los 1.000 y los 2.000 habitantes, mientras que su extensión se movió entre las ocho y las 10 hectáreas. Unos datos que se encuentran en proceso de verificación gracias a las actuaciones arqueológicas que se están desarrollando.

La continuación del trabajo
Los resultados de las primeras prospecciones son muy prometedores. De hecho, se quiere seguir con los estudios sobre el terreno. “Nuestra intención para próximas campañas pasaría por la profundización en el conocimiento, a través de excavaciones en diferentes sectores de la ciudad”, confirma Emilio Gamo. “El Ayuntamiento de Driebes ya ha solicitado a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha una subvención para realizar nuevas investigaciones durante el próximo verano”, confirma el mencionado experto.

“Éste es el tercer año consecutivo que se solicita la ayuda. La primera partida se destinó al georradar, con el que se actuó sobre media hectárea de terreno. La segunda se empleó en las excavaciones realizadas durante 2017”, confirma Javier Bachiller. “Y en esta ocasión queremos trabajar sobre las termas públicas. En las fotografías aéreas se intuye el lugar en el que se podrían ubicar”, explica el munícipe. “Se trata de un complejo bastante grande –de unos 900 metros cuadrados–, y que estaría compuesto por palestras, vestuarios y zona de baños”, describe.

Así, y de acuerdo con la petición financiera realizada al Gobierno regional, las prospecciones se prolongarían durante un mes, como ocurrió en 2017. De hecho, se ha solicitado un presupuesto de 23.000 euros, aunque desde el Consistorio reconocen que la cantidad final podría ser inferior. “Se tiene que baremar nuestro proyecto. Por ejemplo, el año pasado nos concedieron el 67% sobre el total de la cantidad demandada originalmente”, asegura Bachiller. Concretamente, se invirtieron 15.973 euros, según confirman desde la Junta de Comunidades.

Trabajos de campo realizados en los terrenos de Driebes donde los arqueólogos han descubierto Caraca. //Foto: E.G.

En cualquier caso, los implicados en las investigaciones de Caraca destacan la importancia de estas ayudas. “Si no existiera una línea de subvenciones como la que hemos pedido, sería imposible para un pueblo como Driebes afrontar unos trabajos de esta envergadura”, explica Javier Bachiller. Actualmente, se encuentran a la espera de la resolución de la petición. Desde el Ejecutivo de Castilla-La Mancha les han asegurado que, en apenas unos días, saldrá el veredicto para la campaña de 2018.

Una vez que se conceda el presupuesto, tocaría definir los trabajos. En primer lugar, las fechas. “Las excavaciones se desarrollarían durante el periodo estival”, confirman desde el Ayuntamiento de Driebes. “Hay que tener en cuenta que las investigaciones tienen lugar sobre tierras de labor. Y una de ellas está sembrada. Por tanto, hasta que no se termine de cosechar, no se pueden comenzar las catas”, narra Javier Bachiller.

– ¿Y cuánta gente prevén que estará contratada en esta campaña? –pregunta el periodista.

– En 2017 tuvimos 11 trabajadores –responde el edil driebeño–. Y este año, entre técnicos, arqueólogos y peones, hemos previsto 14. No obstante, conoceremos el número exacto cuando nos comuniquen oficialmente la financiación con la que contaremos.

Muralismo
Por tanto, el descubrimiento de Caraca no es sólo un acontecimiento histórico de primer nivel. También puede ser un foco de desarrollo económico. Las prospecciones como tal están generando empleo. Sin embargo, éste no es el único beneficio. Gracias a este yacimiento, se pueden desarrollar otros sectores, como el turístico. “Desde que se descubrió la ciudad, la llegada de visitantes al pueblo se ha incrementado”, asegura Javier Bachiller.

Precisamente por ello, y en esta misma línea, se ha impulsado un concurso de grafiteros de temática romana, en el que han participado 17 artistas. Se trata de una iniciativa que surgió de la mano del director de cine Carlos Hernando, vinculado con la localidad. “Pensó hacer un documental sobre la despoblación, fijándose en Driebes y Caraca”, explican desde el Ayuntamiento. “Hernando estaba a expensas de presentar un proyecto a Televisión Española y, como una forma de promoverlo, me propuso el asunto del muralismo”, rememora Bachiller.

Al final, desde TVE no le concedieron la subvención, pero la iniciativa muralista sobrevivió. “Nos gustó mucho la idea y, por eso, decidimos desarrollarla, aunque fuera a un nivel más reducido”, asegura el concejal. De hecho, esta actividad –además de valorizar la ciudad romana– puede ser un atractivo turístico añadido.

– ¿Qué tal ha sido la acogida de la propuesta? –demanda el reportero.

– Ha sido muy buena –explican desde el Consistorio–. A nivel de medios de comunicación, se ha llegado a interesar la prensa china y el New York Times.

No es extraño, por tanto, que los habitantes de Driebes apoyen dicho concurso. “Los vecinos están encantadísimos. Se han volcado con la propuesta, ofreciendo sus paredes”, asegura Javier Bachiller. Una idea que también ha sido vista de forma positiva por los responsables de la excavación. “Iniciativas como ésta nos parecen muy interesantes, porque es una forma de acercar el pasado a la ciudadanía a través del arte”, confirma Emilio Gamo.

En consecuencia, Caraca se encuentra de actualidad. Pero, de cara al futuro, ¿qué se ha pensado para este conjunto patrimonial? “En dos años, queremos que sea un yacimiento visitable”, aseguran desde la corporación municipal. “Como Ayuntamiento ya hemos comenzado los trámites para comprar parte de los terrenos en los que se asienta la ciudad”, explican. Adquirirían 5,5 hectáreas.

– ¿Cómo van las conversaciones con los dueños de las fincas afectadas? –pregunta el periodista.

– Los propietarios están dispuestos. De hecho, durante las prospecciones nos han dado muchas facilidades para el desarrollo de las mismas –asegura Javier Bachiller–. Ahora han accedido a negociar. No creo que el proceso se dilate mucho en el tiempo.

Desde el Consistorio tampoco descartan solicitar la declaración de Caraca como Parque Arqueológico. “Esto sería a más largo plazo, pero es una de las ideas”, confirman. No obstante, reconocen que para lograr dicho objetivo, tiene que estar excavada una parte importante del yacimiento. En consecuencia, por el momento, se conforman con hacerlo visitable. “Y, para ello, sería suficiente con investigar las termas y el Foro”, aseguran.

En cualquier caso, todos estos esfuerzos contribuyen a difundir la relevancia de la nueva ciudad romana. El mencionado hallazgo ha sido de relevancia provincial y regional. Por tanto, se debe poner en valor. Bien sea a través de la investigación, de la divulgación o de otras iniciativas, como la del muralismo. Todo ayuda. Al fin y al cabo, el descubrimiento de este conjunto arqueológico nos permite conocer un poquito más nuestro pasado y, en consecuencia, nos hace un poquito más sabios. Porque, como dijo Cicerón, “la historia es la maestra de la vida”.

Bibliografía
GAMO, Emilio y AZCÁRRAGA, Silvia, “Cerámica de barniz negro de época romana republicana en yacimientos celtíberos y carpetanos de la provincia de Guadalajara”, LVCENTVM, XXXI, 2012, 131-146.

 

Julio Martínez

Historiador y periodista, especialista en comunicación ambiental y en Masonería mexicana. El reporterismo es mi vocación. Ahora informando desde Guadalajara. “Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz” (Benito Juárez, 1867).