Carmen Checa cumplió cien años

Carmen Checa nació en el número 32 de la Calle Mayor de la Ciudad del Doncel.  Ha pasado los cien años de vida que la alumbran en la misma localidad que la vio nacer. Estuvo casada con Francisco Muro Burgos hasta la muerte de éste, hace ya largos años.

Carmen regentó un comercio de papelería, imprenta y artículos de escritorio que ella misma había heredado de su abuelo, Cándido Rodrigo. El comercio estuvo ubicado primero en el número 3 de la calle del Cardenal Mendoza. Después se trasladó al 7 de esa misma calle. Cuando murió su abuelo, la tienda pasó a llamarse “Nieta de Cándido Rodrigo”, que es como se llama actualmente, siendo uno de los comercios más veteranos de Sigüenza.

Carmen trabajó en la tienda desde los doce años, y, hasta bien poco, cuando su movilidad todavía se lo permitía, bajaba frecuentemente para sentarse en una silla junto al mostrador, recibir a los clientes y saludarlos. Después de casada, el matrimonio se dedicó en cuerpo y alma al comercio. No tuvieron hijos, por lo que la tradición familiar la han seguido dos de sus sobrinas, Conchi e Isa,  que continúan ahora en él. La ahora centenaria mantiene un buen tono vital. Su conversación es todavía fluida y rica en el detalle. Vive a escasos metros de la tienda, atendida por su familia, que la adora.