Carnicero destaca la reducción de la deuda y el diálogo como logros del primer año de mandato en la MAS

Doce meses que, como ha señalado el máximo responsable de la MAS, se han caracterizado por “ser un año de enormes pequeñas cosas”, apuntando que la situación económica de la MAS ha situado a la institución “hasta el borde del precipicio por la deuda”. “Hemos salvado los obstáculos económicos y estamos intentando salvar los de las reservas. Vaticino que el próximo año será tan intenso de gestión como este primer año”, ha asegurado Jaime Carnicero.
 
El presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe ha detallado de manera pormenorizada las acciones que se han ido materializando en este primer año, destacando entre todas ellas las medidas que han hecho posible la significativa reducción de la deuda que mantenían los municipios mancomunados, desde los 3,5 a los 2,1 millones de euros declarados en la actualidad; así como “la voluntad de fomentar el diálogo” con otras instituciones, trabajadores y localidades mancomunadas y abastecidas.

“Estamos viviendo una situación económica enormemente complicada y la MAS no ha sido ni es ajena a esa realidad”, ha manifestado el presidente de Aguas del Sorbe al tiempo que ha querido valorar la importancia que tiene la reducción del volumen de deuda de mancomunados y abastecidos respecto al retraso en el pago de las tasas de agua y de análisis de laboratorio. En este primer año de mandato, la MAS ha ingresado 1,6 millones de euros más que han permitido la reducción de la deuda de los 3,5 millones de euros de finales de 2011 a los 2,2  millones de euros que presenta actualmente el estado de tesorería.

Jaime Carnicero, tras presentar este balance económico, ha puesto en valor el trabajo que se ha llevado a cabo desde la MAS para reunirse con los ayuntamientos más deudores y ofrecerles la posibilidad de acogerse a un plan de pago o a la solicitud para la gestión de la red en baja de sus municipios. “También tuvimos que acudir a otras vías que no han sido agradables como los recargos por vía de apremio, recargos por intereses e incluso el recurso de presupuestos. Pero son acciones, unas amistosas y otras menos, que nos vimos obligados a tomar para intentar bajar por todos los medios la deuda que teníamos”, ha explicado el presidente.

“No es para estar contentos pero sí satisfechos porque los municipios han comprendido que la Mancomunidad es suya, una responsabilidad suya y una obligación y tienen que hacer frente a esos pagos”, ha mantenido Jaime Carnicero, quien añadía, que la medida de congelar la tasa del agua había ayudado notablemente a que los ayuntamientos pudieran hacer frente al pago de esta deuda como se pretendía desde la MAS.
El segundo pilar que ha caracterizado la gestión del primer año de mandato al frente de la MAS, según el balance del presidente, ha sido la “voluntad de fomentar el diálogo con todas y cada una de las administraciones que componen la MAS y aquellas con las que puede verse involucrada”.  

Fruto de este entendimiento, Mancomunidad de Aguas del Sorbe ha renovado, con unanimidad, el Acuerdo Económico Social (AES) con los trabajadores hasta 2015; se han establecido acuerdos con cinco municipios mancomunados  para materializar el proyecto de gestión en baja de las redes municipales; y se ha conseguido reducir el gasto en un 10,45% el presupuesto para 2012.

“Me gustaría destacar también las reuniones que se han mantenido con la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Agencia regional del Agua que han pasado de ser enemigos y oposición a ser colaboradores. Tendremos diferentes opiniones y defenderemos diferentes posiciones pero no podemos negarnos a buscar el entendimiento y la colaboración como había ocurrido durante todo el mandato anterior”, ha destacado Jaime Carnicero.

En el balance del primer año al frente de la MAS, Jaime Carnicero no ha querido obviar el importante esfuerzo que se está llevando a cabo desde Mancomunidad “con campañas novedosas y diferentes que se dirigen directamente a  la población”, la que se desarrolla con el Club Alcarreño “Somos agua, Cuídala!, Disfrútala!” y la que se está desarrollando dirigida a la hostelería “Por el grifo pierdes más que agua. Apúntate al ahorro”, con el único objetivo de reducir el consumo de agua para regresar a la tendencia ahorradora de los años 2006-2010.

Entre los compromisos, Jaime Carnicero ha destacado la intención de renovar las colaboraciones que se han mantenido en 2012 con el Club Alcarreño de Salvamento y Socorrismo, UNICEF para la organización de la Carrera Solidaria del Agua y dedicar el 0,7% a proyectos de cooperación al desarrollo.

Igualmente, ha querido establecer como metas para realizar en el segundo año de mandato: incrementar la colaboración con los municipios para garantizar el pago de las tasas y reducir su deuda, controlar la gestión en baja de los municipios que lo han solicitado e introducir la certificación de calidad en el apartado administrativo de la MAS que complete la existente en el laboratorio.

Sobre el importante proyecto de la MAS para asumir la gestión en baja de los municipios mancomunados como forma de financiación de su deuda, Jaime Carnicero ha querido destacar que “estamos en la fase de analizar las redes para terminar el estudio de viabilidad y presentarlo a los ayuntamientos que han solicitado la gestión en baja. Me gustaría que a finales de este año o principios de 2013, podamos tener documentos definitivos que permitan hacer realidad la gestión en baja municipal”.

Por último, el presidente de la MAS ha vuelto a hacer un llamamiento a los 380.000 usuarios del sistema de abastecimiento para que extremen las medidas de ahorro de agua porque “seguimos en situación de prealerta y Beleña almacena 30 de sus 53 hectómetros cúbicos posibles”.