Castilla-La Mancha contará “ya” con una Unidad de Apoyo al Profesor ante casos de acoso

El lugar elegido para relizar este anuncio ha sido Guadalajara. Aquí, el consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha ha anunciado hoy que el próximo mes de noviembre se pondrá en marcha la nueva Unidad de Apoyo al Profesorado (UAP), encargada de asesorar, informar y proteger al docente cuando sea víctima de acoso o maltrato en el desempeño de su trabajo. Esta nueva unidad será una oficina exclusiva dentro de la Consejería de Educación y, además de asesorar al docente ante un posible caso de maltrato, realizará labores continuas de información, cursos, actividades y acciones similares.
El consejero ha hecho este anuncio en las I Jornadas sobre Maltrato Infantil y Juvenil en el ámbito educativo, que se han celebrado en Guadalajara, donde ha destacado que el Gobierno está “plenamente implicado en la lucha contra el acoso y la violencia en las aulas”.
Será “una nueva unidad administrativa, con plena capacidad y a pleno rendimiento, como instrumento para que los docentes puedan pedir ayuda y asesoramiento ante un hipotético caso de acoso”, además de un lugar “donde una serie de profesionales podrán orientarle y ayudarle”. Contará, asimismo, con un teléfono de apoyo al docente que estará a disposición del profesorado todos los días del año.
Las funciones de la nueva UAP serán:
-Atender y asesorar a los docentes que soliciten sus servicios cuando se encuentren afectados por situaciones de conflicto escolar.
-Poner en conocimiento de los docentes las acciones concretas que pueden emprender.
-Proteger y apoyar a los docentes, víctimas de conductas contrarias a la convivencia.
-Coordinar actuaciones con el Servicio de Atención de Urgencia 1-1-2 (SAU 112), para dar respuesta rápida y eficaz ante las conductas infractoras de las que el profesorado sea víctima.
-Registrar los informes del SAU 1-1-2 en relación con el protocolo operativo entre la Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas, y la Dirección General de Organización, Calidad Educativa y Formación Profesional, perteneciente a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, para la atención de urgencias a través del centro 1-1-2, en el marco de actuaciones para la defensa del profesorado en Castilla- La Mancha.
-Recoger datos significativos de los afectados y de la situación en la que se encuentran.
-Evaluar el grado de conflictividad, para contribuir a resolver las situaciones que se presenten y tratar de evitar conflictos futuros.
-Elaborar una base de datos, a efectos estadísticos.
-Trasladar a los servicios jurídicos de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, previa solicitud por escrito del docente afectado, aquellos casos cuyas características requieran asesoramiento o defensa jurídica.

Según Marín, “la prevención ante los casos de acoso y la solución a estos problemas son labores que han de llevarse a cabo de forma conjunta, sin fisuras y con plena transparencia por parte de todos los observadores. Por ello, es fundamental la estrecha colaboración entre las diferentes administraciones para luchar, evitar y reducir cualquier indicio de maltrato, acoso o violencia en el ámbito educativo o familiar”.
“Es necesario establecer todos los cauces y medidas necesarias para tratar de erradicar cualquier actitud que pueda suponer para niños, jóvenes y docentes una amenaza contra su integridad física, psíquica o moral”, ha añadido el consejero.
Precisamente, y en referencia a los menores, el consejero ha asegurado que “en una sociedad moderna y desarrollada es fundamental que se preserven y se protejan los derechos de los más débiles”.