Castilla-La Mancha impulsa una licencia única de caza válida en comunidades limítrofes

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, la consejera ha explicado que este es un nuevo paso a favor de la actividad cinegética, tras la simplificación de los trámites que se ha puesto en marcha desde el 1 de octubre, que agiliza la expedición de las licencias de caza y reduce la burocracia.
 
Ahora la Junta quiere avanzar en esa senda, para lo que está contactando con gobiernos de comunidades limítrofes de cara a intentar convalidar las licencias y que los cazadores no tengan que solicitar una para cada región. Por el momento, las conversaciones están avanzadas con Extremadura y Castilla y León.
 
Con ello se pretende apoyar a los más de 5.000 cotos de caza de Castilla-La Mancha, para los que será más fácil recibir a cazadores de otras comunidades, lo que redundará en beneficio de los propios cotos y de la hostelería, restauración y comercios de la zona.
 
La consejera ha recordado que la caza genera unos 600 millones de euros al año en la región, crea riqueza y empleo, “especialmente en las zonas rurales, donde hay menos alternativas empresariales”.