Castilla-La Mancha y la Fundación Amancio Ortega firman un acuerdo para la adquisición de equipamiento tecnológico

Un momento de la firma del convenio entre Castilla la mancha y la Fundación Amancio Ortega
Un momento de la firma del convenio entre Castilla la mancha y la Fundación Amancio Ortega

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha firmado un protocolo de intenciones con la Fundación Amancio Ortega que permitirá invertir 15 millones de euros para la adquisición de equipamiento tecnológico de última generación para la detección y tratamiento de patologías oncológicas.

Avanzar en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer desde una perspectiva integral constituye una de las prioridades sanitarias del Gobierno de Castilla-La Mancha y, en ese ámbito, se enmarca el acuerdo de colaboración con la Fundación Amancio Ortega.

A través del acuerdo, se establece una inversión de 15 millones de euros por parte de la Fundación para la adquisición de equipos tecnológicos de última generación para los hospitales de la Sanidad pública de Castilla-La Mancha.

Publicidad

Las prioridades de la inversión han sido establecidas por los responsables sanitarios de la Comunidad, tomando como referencia el estudio de necesidades en Alta Tecnología Sanitaria en Castilla-La Mancha.

Así, de una parte se han analizado las necesidades surgidas con el avance en la tecnología y por otro, las inversiones realizadas en los últimos años, con el fin de mejorar la calidad asistencial y ofrecer una asistencia equilibrada en la región.

Este último apartado es de capital importancia, ya que Castilla-La Mancha es una región con una dispersión geográfica considerable, lo que se traduce en la necesidad de disponer de recursos estratégicamente localizados, evitando las inequidades que puedan surgir en función del lugar de residencia del ciudadano.

Adquisición Equipamientos
El acuerdo contempla la adquisición de siete mamógrafos digitales con tomosíntesis e imagen sintetizada y siete aceleradores lineales.

En la adquisición de los mamógrafos de altas prestaciones hay que destacar la importancia que estos equipos tienen en la detección precoz de una patología como el Cáncer de Mama, con una prevalencia elevada y unas posibilidades de curación directamente relacionadas con la precocidad en su diagnóstico.
Estos mamógrafos se instalarán en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, el Complejo

Hospitalario Universitario de Albacete, en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, en el Hospital General Universitario de Guadalajara, en el Hospital de Talavera de la Reina, en el Hospital de Toledo y en el Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan.

Por su parte, se instalarán dos aceleradores lineales en Toledo y Albacete, así como un equipo en Cuenca, Guadalajara y Ciudad Real.