CCM: Liberbank obtuvo en el primer semestre de 2011 un beneficio neto de 152 millones

Liberbank, entidad constituida por Cajastur, Caja de Extremadura y Caja de Cantabria, tenía al final del semestre una tasa de mora, incluido el efecto del Esquema de Protección de Activos (EPA) del Banco de Castilla-La Mancha, del 5,29 por ciento, netamente inferior a la media del sector a la fecha, y la tasa de cobertura de dudosos con fondos alcanzaba el 74,54 por ciento. Liberbank registró un volumen de negocio de 90.542 millones, con unas tasas de rentabilidad sobre activos medios (ROA) del 0,67 por ciento y sobre fondos propios (ROE) del 11,19 por ciento.

Liberbank registró en el primer semestre del año un margen de intereses de 300 millones de euros, pese a la coyuntura desfavorable de los tipos de interés y al endurecimiento de la competencia en el mercado de depósitos..Liberbank cuenta con fuentes de ingresos diversificadas y recurrentes, de tal forma que las participaciones en diversas sociedades han permitido agregar unos resultados por dividendos de 65 millones de euros, mientras que los ingresos por comisiones procedentes de la prestación de servicios y comercialización de productos aportaron 96 millones de euros. El conjunto de estos factores propició que el margen bruto alcanzase los 606 millones de euros.

Los gastos de explotación de Liberbank ascendieron a 388 millones de euros, tras haber mantenido una firme política de contención de los gastos de administración, que alcanzaron los 351 millones de euros, pero sin llegar a apreciarse todavía los efectos de las medidas de racionalización y reestructuración de la red comercial ni las sinergias de la integración. El proceso de adecuación de la plantilla ha comenzado a ejecutarse en el inicio del segundo semestre, con la reducción de más de 500 personas a través del programa de prejubilaciones. Las medidas de reestructuración programadas suponen la reducción de unos 1.200 empleos y el cierre de 200 oficinas, eliminando duplicidades y solapamientos en la red comercial. Liberbank mantiene una posición de liderazgo en los territorios naturales de cada Caja integrada y del Banco de Castilla-La Mancha, y una amplia presencia en el resto del territorio nacional.

El resultado de la actividad de explotación alcanzó en el semestre los 218 millones de euros. Las entidades integradas en Liberbank llevaron a cabo una anticipación de las dotaciones a finales de 2010, lo cual ha permitido estabilizar los resultados de la nueva entidad.. El resultado antes de impuesto de Liberbank se situó al final del semestre en 177 millones de euros, y el beneficio neto atribuido alcanzó los 152 millones. El beneficio neto atribuido al grupo Liberbank en el primer semestre de 2011 es un 4 por ciento superior al agregado de resultados obtenidos por sus socios en el primer semestre de 2010. En términos comparativos sobre la cuenta agregada de las entidades integrantes de Liberbank del primer semestre de 2010, el Grupo registró una caída del margen bruto del 16,3 por ciento y un aumento del resultado de la actividad de explotación del 11,8 por ciento.

Liberbank registró en el primer semestre del año una rentabilidad sobre activos (ROA) del 0,67 por ciento, mientras que sobre fondos propios (ROE) alcanza el 11,19 por ciento. Unas tasas altamente positivas en el actual contexto económico.

El nivel de resultados alcanzado ha permitido a Liberbank elevar los ratios de solvencia y de core capital. Los fondos propios del grupo aumentaron hasta los 2.783 millones de euros y los recursos propios computables se situaron en los 3.634 millones al cierre del semestre, lo que ha permitido situar el coeficiente de solvencia en el 11,83 por ciento y mostrar un core capital del 9,29 por ciento.

El volumen de negocio de Liberbank en el primer semestre de 2011 alcanzó los 90.542 millones de euros. Los recursos de clientes se situaron en 48.910 millones de euros, mientras que el crédito bruto a la clientela alcanzó los 41.632 millones de euros. La entidad cerró el primer semestre del año con un balance de 52.451 millones de euros.

Liberbank ha realizado un intenso saneamiento de su cartera crediticia, con el objetivo de acelerar la obtención de sinergias y de mejoras derivadas del proceso de reestructuración que ha iniciado. La ratio de cobertura de la cartera crediticia del banco se situó al cierre del primer semestre en el 74,54 por ciento, cobertura que se ve además reforzada por las garantías reales, que cubren el 66 por ciento de la cartera crediticia de Liberbank.

Tras la aplicación de unos criterios rigurosos en la clasificación del crédito, la tasa de mora de la cartera crediticia no protegida por EPA se ha situado en el 5,29 por ciento, ratio que resulta inferior a la media sectorial. La mora contable (incluyendo los activos cubiertos por el EPA) es del 13,42 por ciento.
La reducción de la morosidad constituye un objetivo prioritario para Liberbank junto con la racionalización y reducción de los gastos de administración, dada la necesidad de situar el ratio de eficiencia en niveles competitivos.

Liberbank ha situado la gestión de riesgo en el centro de su estrategia de crecimiento sostenible, guiándose por unos principios generales, que buscan mantener un perfil de riesgos medio-bajo.

La cartera adscrita al esquema de protección de activos (EPA) está ampliamente provisionada ante pérdidas futuras. Recientemente se ha realizado un análisis riguroso sobre las potenciales pérdidas que pudiera generar esta cartera, del que se desprende que incluso en los escenarios más adversos, la cobertura resultaría superior a las posibles pérdidas.

En cuanto al resto de la cartera crediticia (no EPA), la mayor parte corresponde a riesgo hipotecario de máxima calidad, concentrado en los territorios naturales de Liberbank, y crédito a empresas no constructoras, fundamentalmente pequeñas y medianas empresas. El peso del riesgo promotor (en torno al 15% de la cartera) es comparativamente bajo respecto al conjunto del sector y se encuentra concentrado en vivienda terminada y en construcción, situada principalmente en los territorios naturales del Grupo.

En cuanto al riesgo de mercado, Liberbank mantiene un nivel de riesgo bajo, con una cartera de acciones compuesta por títulos de sociedades cotizadas con elevada rentabilidad por dividendos y una visibilidad de negocio estable.

En lo relativo a la financiación, Liberbank mantiene una amplia posición de liquidez estructural apoyada en depósitos estables de clientes, complementada con financiación mayorista a medio y largo plazo. El ratio de liquidez estructural, del 73,54 por ciento, se sitúa de forma consistente por encima de la media sectorial y no se requieren nuevas emisiones en el presente ejercicio. Los activos líquidos se sitúan en 5.708 millones, descontables en mercado o a través del BCE, a los que se añaden 1.100 millones de renta variable cotizada y una capacidad de emisión de cédulas hipotecarias por importe de 4.100 millones, cédulas territoriales por valor de 800 millones y bonos con aval del estado por valor de hasta 1.600 millones de euros. Todo ello asegura una posición de liquidez sólida y con una perspectiva estable. Liberbank dispone de un volumen de activos líquidos y de una capacidad de emisión que supone cubrir dos veces los vencimientos mayoristas que se producirán hasta 2015.