Choque de Deportivos

Deportivo Guadalajara y Deportivo de La Coruña se verán mañana las caras, en el año en que los primeros debutan en la Liga Adelante y desean disfrutar de choques como el que se avecina, y en el que los gallegos añoran regresar a la Primera División, objetivo que llevan bien encaminado, ya que encabezan el solitario la clasificación.

El partido, que comenzará a las seis de la tarde, ha generado una expectación nunca vista en Guadalajara. Peñas y aficionados del equipo gallego han demandado entradas a un ritmo incesante durante toda la semana.

Para dar cobertura, el club morado ha instalado en el Pedro Escartín un graderío con mas 1.800 localidades en el fondo sur, hasta ahora vacío, que ocuparán los aficionados coruñeses.

En lo estrictamente deportivo, los locales nada tienen que perder y saldrán a tratar de doblegar a su rival, como ya han logrado otros equipos este año, Alcoyano o Cartagena o, hace sólo quince días, el Sabadell.

La victoria del pasado sábado en Cartagena ha servido como bálsamo a las huestes alcarreñas, y resta dramatismo a un partido que todos los guadalajareños, excepto Carlos Terrazas y sus futbolistas, están tildando de festivo.

“No son invencibles –ha reiterado el vasco durante la semana-. Son los máximos favoritos al ascenso, pero a un partido todo puede ocurrir, y más jugando en casa”.

Preocupa al técnico vizcaíno que sus hombres no han sido capaces de sumar puntos ante los equipos más fuertes de la categoría.

“Ahora nos interesan y nos hacen falta los puntos –ha remarcado Terrazas en la rueda de prensa previa al partido-. Sólo les ganaremos haciendo un buen partido, a nuestro mejor nivel. Si no es así, a este equipo no le ganas”.

Terrazas no podrá contar con Jorge y Harper, quienes evolucionan favorablemente de sus respectivas lesiones. Es duda el héroe de Cartagena, David Fernández, debido a unas molestias en su espalda.