Cierra la Escuela de Adultos de Sigüenza un mes después de empezar el curso

Según indica la resolución publicada este martes –varios días después del cierre efectivo– en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), la denominada “suspensión temporal durante el curso 2012-2013” responde una solicitud de los Servicios Periféricos de la Consejería de Educación en Guadalajara, justificada por la escasa matriculación de alumnos. Sin embargo la concejala del PSOE, ha confirmado que el número de alumnos en las especialidades que se impartían –inglés y Educación Secundaria– era incluso superior al del año pasado, y similar al de Molina de Aragón o Cifuentes, cuyas escuelas de adultos se mantiene sin cambios.

Si cabe, el cierre resulta aún más incomprensible después de que la Consejería de Educación ordenara este mismo verano el traslado de las instalaciones de la Escuela de Adultos desde su anterior ubicación, en el colegio San Antonio Portaceli, al edificio de la nueva Escuela de Idiomas, lo que obligó al Ayuntamiento a acometer las obras de adaptación a marchas forzadas ya el mes de septiembre, “un gasto que ahora va a resultar inútil”, ha señalado Galán. También se trasladó para su utilización el mobiliario del Centro Asesoramiento a la Escuela Rural (CRAER), otro servicio cerrado el curso año por decisión del Gobierno de Cospedal.

Las alternativas que ofrece ahora la Consejería de Educación a los alumnos pasan por desplazarse Guadalajara, en el caso de los que cursaban el módulo de Enseñanza Secundaria –con el consiguiente coste en tiempo y dinero–, o matricularse en la Escuela de Idiomas de Sigüenza, para los de inglés. Para la concejala del PSOE, en la práctica supone “dejarles en la calle” en ambos casos, porque los periodos de matrícula ya están cerrados hasta el próximo curso.

Además, ha subrayado que el perfil de los alumnos de la Escuela de Adultos es muy específico y difícilmente compatible con las exigencias horarias que impone, por ejemplo, la Escuela de Idiomas. “En su mayoría, no se trata de personas que pueden dedicarse al aprendizaje a tiempo completo, sino que necesitan compatibilizarlo con el trabajo o las responsabilidades familiares. Precisamente por eso, la formación de adultos les ofrece más flexibilidad”.