Concluye la renovación la Ermita de la Virgen del Campo en Trillo y la mejora de su entorno

En el año 1990 llegaba el turno del magnífico retablo de estilo churrigueresco que preside la nave única de la Ermita, así como de las imágenes de San Isidro y Santa María de la Cabeza. El conjunto fue completamente restaurado en Horche. Destaca sobremanera su decoración rematada en flores, muy similar a la que lucen las puertas de la Catedral de Sigüenza de las que se sabe a ciencia cierta que fueron fabricadas en Trillo. Es muy probable por lo tanto que fuera hecho por la misma estirpe de magníficos carpinteros trillanos.
Ese mismo año fue construida la Mesa del Altar, tomando como referente la grandiosidad del conjunto y renovado por completo el suelo del presbiterio. Ya en el 2000 se restauraron las imágenes de San Joaquín y Santa Ana. Tampoco se  han detenido las renovaciones en los últimos años en los que se han efectuado algunas reformas de calado. Se ha romozado la cubierta,  fortalecido los muros exteriores,  construido una espadaña con campanillo y colocado dos vidrieras laterales nuevas. Y para finalizar la restauración completa del lugar, en los últimos meses se han cambiado la puerta y e instalado una vidriera nueva en la Sacristía.
El Ayuntamiento ha contribuido a la causa, puesto que todas estas reformas las han sufragado las donaciones de los fieles y las subastas en la fiesta de la Virgen del Campo, remodelando el suelo del porche y sus columnas, cambiando el suelo de la Ermita, obra que ha llevado a cabo la Brigada Municipal, y ampliando y adecentando el aparcamiento en el entorno para lo que se han habilitando nuevas plazas y explanado zahorras que impiden la formación de barro. En total el Ayuntamiento ha aportado cerca de 50.000 euros que se han unido al esfuerzo de los trillanos para dejar el lugar completamente remodelado. En los próximos días, y para rematar los trabajos, llegarán los nuevos bancos de la Ermita, colocados ahora en dos filas con un pasillo central para organizar mejor el culto de los fieles. Igualmente San Isidro y Santa María de la Cabeza estrenarán próximamente nuevas andas.