Condado considera que el decreto que va a regular los nuevos horarios de las farmacias “va a ser positivo para una provincia como Guadalajara”

Condado se ha referido a este decreto como “muy importante, especialmente para una provincia eminentemente rural como Guadalajara, donde de las 149 farmacias que existen 109 están en núcleos rurales”. El proyecto de decreto que ha visto el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha establece los horarios de atención al público, urgencias y vacaciones de las oficinas de farmacia en Castilla-La Mancha, que hasta la fecha estaban regulados por normas de 1997 y de 2004 que no responden a la situación y circunstancias actuales en la que se presta el servicio farmacéutico.

“Los farmacéuticos necesitaban que se les facilitase su actividad fundamentalmente en cuanto a horarios, vacaciones o días de permiso. Además esta medida viene a afianzar a estos empresarios”, ha declarado Condado.

Nueva regulación

A partir de la entrada en vigor de este decreto, el horario mínimo que se contempla en la apertura diaria de lunes a viernes será de 7 horas, 4 de ellas entre las 9 y 14 horas y las 3 restantes entre las 16 y las 22 horas. Los sábados, deberán abrir 3 horas, entre las 9 y las 14 horas.  El decreto permite como novedad a las farmacias de poblaciones menores de 500 habitantes (y a las ubicadas en localidades de entre 500 y 1.000 habitantes que no tengan centro de salud) prestar este horario de forma continuada. Las que no opten por esa posibilidad y estén dentro de los parámetros de población citados pueden acogerse a una reducción del horario mínimo oficial en la mañana del sábado o por la tarde de lunes a viernes.

El decreto contempla las garantías de información a los usuarios en todo lo referente a la prestación del servicio ordinario y continuado en todas las farmacias de la red. Hay que destacar que, según recoge el documento, toda zona farmacéutica en Castilla-La Mancha contará, al menos, con una farmacia abierta en turno de urgencia, salvo que el centro de salud correspondiente tenga una atención permanente menor de 24 horas. También queda regulado el número de farmacias de guardia. Así, por ejemplo, en poblaciones con más de un centro de salud y de menos de 50.000 habitantes habrá al menos una farmacia de guardia diurna y otra nocturna.

Otro de los aspectos que no ha quedado al margen la regulación es el de los turnos de vacaciones, hasta de 30 días al año, con posibilidad de días libres en función de las guardias que se realicen. La organización de los turnos de vacaciones se hará siempre de manera que se garantice el servicio para la población.

A diferencia de lo que ha venido ocurriendo hasta la fecha, en las ausencias por vacaciones, estudios o por asuntos particulares de duración inferior a 15 días en localidades con una sola farmacia se podrá designar al titular de una farmacia próxima para que se haga cargo de la apertura en horario restringido. Como novedad también, las oficinas de farmacia podrán cerrar hasta un máximo de tres días consecutivos y de diez días al año por asuntos particulares. Esta mejora permitirá que los farmacéuticos puedan atender a cursos de formación continuada así como conciliar su dedicación extensa al servicio con la vida familiar.