Consejos de la Guardia Civil para unas vacaciones tranquilas: seguridad en las fiestas populares

Es importante recordar que cuando salgamos de casa a disfrutar de una romería, verbena o procesión, debemos dejar la casa perfectamente cerrada y llevarnos la llave con nosotros, no dejándola en ningún sitio oculto de la entrada. Un buen truco es dejar alguna luz encendida de alguna habitación que se vea desde la calle, para que parezca que hay personas en el interior. Igualmente dejar el televisor encendido o un equipo de música hará que el delincuente piense que hay alguien dentro que no ha ido a disfrutar de las fiestas.

Otro truco es al salir de casa “despedirse” de alguien que supuestamente se queda en el interior. Si hay algún caco esperando nuestra salida oirá esta despedida y pensará que la casa se queda con vigilancia.

Tenga cuidado con las aglomeraciones de gente en las atracciones de feria o en los mercadillos ambulantes de las fiestas. Muchos carteristas aprovechan estas aglomeraciones para robarle el interior del bolso o la cartera. Para evitarlo es conveniente que las mujeres no lleven bolso, pudiendo llevar la llave de casa y el dinero que pensemos gastar en bolsillos ocultos en su ropa. Si se hace imprescindible llevar bolso, llévelo siempre a la vista cerca de su pecho y agarrado con todo el brazo. No lo deje apoyado en los puestos de venta y nunca lo pierda de vista. Los caballeros pueden llevar el dinero en los bolsillos pequeños que existen en los pantalones. Tenga cuidado con los “toques” y choques que tenga con extraños, llévese la mano inmediatamente a donde tenga el dinero para protegerse de un posible robo.

No compre objetos que no le den factura ni tengan garantía, tenga presente que pueden ser robados y estaría cometiendo usted un delito de receptación. Asegúrese de que el artículo que compra está dentro de la caja o la bolsa que le entregan, porque en ocasiones los estafadores entregan cajas vacías o llenas de cascotes para que pesen.

Disfrute del baile de la verbena pero no deje abandonado su bolso en la mesa que ocupaba mientras baila.

Recuerde que muchas personas no tienen control de lo que beben, no entre en peleas ni discusiones con alguien que se encuentra bajo la influencia de bebidas alcohólicas o las drogas, mejor sepárese y llame a la Guardia Civil.

Tenga precaución en las colas de las atracciones de feria, también son aprovechadas por los delincuentes para robarle la cartera.

Al regresar a su domicilio a altas horas de la madrugada hágalo siempre en grupo, sobre todo si son jóvenes o adolescentes.

En las pequeñas ferias acuden magos, trileros, y apostadores que le inducirán a que apueste su dinero a cualquier juego. Piense que todos los juegos y trucos están pensados para hacerle “picar” y que al final pierda su dinero. Controle su cartera también en esas mesas de trileros porque los compinches aprovechan para hacer robos de carteras a los mirones.