Consejos de la Guardia Civil para unas vacaciones tranquilas

En la época estival los delincuentes conocen la costumbre que tenemos de viajar a la montaña o al campo y buscan en esta época del año las viviendas que se encuentran vacías. La mayoría de los delincuentes son ocasionales, es decir, buscan la vivienda más sencilla,  más rápida de robar y que se encuentre sin ocupantes. Para ayudarle a evitarlo la Guardia Civil de Castilla- La Mancha le propone seguir una serie de medidas que harán su casa más segura y que parezca que se encuentra habitada en todo momento.

Es conveniente, dentro de las posibilidades económicas de cada familia, dotar a todas las ventanas y accesos a la vivienda de rejas de seguridad. Igualmente es interesante, si el presupuesto familiar nos lo permite,  instalar alarmas en el domicilio. Existen muchos tipos de alarmas y de precios muy diferentes.

Recuerde no decir en público y ante personas desconocidas su plan de vacaciones, dónde va a ir y cuanto tiempo se va a ausentar. Incluso aunque solo sea un fin de semana o un día en concreto, no dar pistas a los delincuentes es un buen comienzo para su seguridad.
En el mercado existen dispositivos relativamente baratos que, conectados a un enchufe, encienden y apagan las luces, la música o la televisión a las horas programadas. Puede así parecer desde fuera que hay alguien en la vivienda.

La Guardia Civil aconseja la solidaridad entre los vecinos. Si la relación con su vecino lo permite y tiene máxima confianza, puede dejarle una llave para que suba las persianas por las mañanas y las baje por la noche, encienda y apague luces y recoja su correspondencia del buzón. Si el periodo de ausencia es de varias semanas, también puede mantener limpia la entrada. Si su vivienda es unifamiliar el vecino puede utilizar su patio para tender la ropa y así parecer que habita alguien en la casa. Piense que los ladrones miran cualquier detalle para saber si la casa está abandonada por vacaciones. Nosotros haremos lo mismo por el vecino cuando éste se marche de vacaciones.

Recuerde que la seguridad pública comienza por la colaboración ciudadana. Si sabe que los vecinos están de vacaciones, esfuércese en ayudar con la vigilancia de su vivienda, dando paseos por la zona y estando atento a cualquier ruido o alteración que se produzca. Si ve un camión de la mudanza, llame a su vecino para confirmar que se está mudando, sepa que esa es uno de los métodos utilizados para robar en periodo de vacaciones. Anote la matrícula de cualquier vehículo que le resulte sospechoso  y avise inmediatamente a la Guardia Civil si nota u oye algo que le resulte raro, piense que por llamar no molesta, la Guardia Civil está siempre a su servicio.

Es conveniente dejar cerrado el paso general de agua o gas. Es importante dejar un teléfono o dirección a un vecino o familiar para que le avise en caso de necesidad. Puede dejar dicho en el Cuartel de la Guardia Civil más cercano el periodo que abandona la vivienda, dejando un número de teléfono para incidencias.

No deje nunca la llave de la vivienda escondida, aunque sea por muy poco tiempo, es lo primero que buscan los delincuentes. Haga fotos de sus electrodomésticos, anote el número de serie y guarde las facturas de compra. Es conveniente marcar sus joyas y relojes. Evite dejar cosas de valor en la vivienda. Si su banco dispone de cajas de seguridad, consulte el precio para estudiar la posibilidad de dejar las pequeñas cosas de valor como joyas, relojes y recuerdos en el banco.

Con estos consejos la Guardia Civil de Castilla- La Mancha espera que disfruten de unas vacaciones felices y seguras.