Consejos para unas vacaciones seguras: en la playa

Es muy importante recordar que no se debe tomar un baño inmediatamente después de haber comido, y mucho menos con una entrada rápida en el agua, podemos sufrir un corte de digestión de consecuencias gravísimas. Es conveniente esperar un tiempo prudencial – una hora y media o dos horas- después de una comida abundante y entrar en el agua progresivamente. Esta precaución habría que extremarla con los niños.

En la playa, piscinas, lagos y ríos debemos siempre prestar máxima atención a los niños. En las aglomeraciones de la playa se pueden perder o sufrir un golpe con una ola y ser arrastrados al mar. Si queremos descansar y relajarnos tomando el sol es conveniente fijar unos turnos con otros adultos que nos acompañen para la vigilancia atenta de los más pequeños.

En las piscinas, si los menores no saben nadar, es imprescindible que en todo momento estén provistos de “manguitos”, chalecos u otro dispositivo de flotación que estén homologados y que les salven de una caída fortuita al agua, no ahorre en la seguridad de los más pequeños. Si los pequeños están disfrutando del baño no abandone su vigilancia pensando que están provistos de elementos de flotación, pueden surgir muchos imprevistos, como pinchazos o vuelcos. No deje a los niños correr o jugar en  el borde de la piscina, pueden resbalar con consecuencias muy graves.

No lleve objetos de valor a la playa. En caso de llevar móviles, cámaras de video o fotografía, vigile constantemente estos objetos y procure no dejarlos en la sombrilla, en la playa también existen delincuentes que operan por descuido. No deje en el vehículo nada de valor y no deje objetos a la vista.

Lleve siempre bebidas para evitar la deshidratación, sobre todo si le acompañan niños pequeños. Protéjase convenientemente de los rayos del sol con protección adecuada a su tipo de piel y evite tomar el sol en las horas centrales del día.

Es conveniente acudir a playas vigiladas por salvavidas o socorristas. Esto se hace obligatorio en las piscinas públicas, que en todas las horas de apertura para el baño, deben de contar con un socorrista titulado. Sepa donde se encuentra el puesto de socorro más cercano y recuerde el teléfono de emergencias, el de la Guardia Civil en todo el territorio nacional es el 062.

Tenga máxima precaución con las colchonetas inflables y las tablas ya que  con un golpe de mar pueden arrastrarle mar adentro.  No se bañe si ha ingerido demasiado alcohol, la coordinación habrá desaparecido y tendrá problemas para mantenerse a flote.

No realice deportes acuáticos sin la preparación necesaria. La pesca tanto submarina como deportiva, precisa de licencias y permisos para realizarla y se deben conocer y cumplir todas las normas para su práctica. Las motos de agua solo la pueden manejar personas con la titulación adecuada para ello y está prohibido su alquiler. No haga windsurf en días de mucho viento si no tiene una alta cualificación. El submarinismo con botella debe de ser siempre realizado tras un curso de buceo, en compañía de expertos y siempre en binomio.

En aguas interiores, pantanos, lagunas y ríos debe de confirmar que está permitido el baño, en  caso de estar prohibido recuerde que es por su seguridad, no se salte la prohibición porque su vida correrá un gran riesgo. En los pantanos nunca se aleje de la orilla  y nade paralelo a la misma, existen remolinos y corrientes que son muy peligrosas. En los ríos con corriente tenga muy presente su seguridad y observe las rocas, caídas de agua u  obstáculos que pueda encontrarse si es arrastrado, utilice su sentido común y no arriesgue, su vida es lo más importante.