Consejos para unas vacaciones seguras: Seguridad en los hoteles

Al llegar al hotel es importante vigilar nuestro equipaje hasta que se encuentre en la habitación. En el momento del registro los delincuentes aprovechan para robar las maletas, por lo que procuraremos mantener siempre a la vista nuestro equipaje. Distinga al empleado que transporta el equipaje a su habitación, no permita que lo hagan personas extrañas.

No deje objetos de valor, dinero o joyas en la habitación del hotel, piense que diferentes personas tienen acceso a la misma y que la dirección del hotel no se hace responsable de estos robos. Los hoteles disponen de cajas fuertes en recepción y en muchos casos en la propia habitación. Valore si le merece la pena el gasto extra para su seguridad. En caso contrario procure llevar siempre consigo los objetos de valor.

Durante su estancia en la habitación permanezca con la puerta cerrada para evitar accesos indeseados a la misma. Cuando la abandone, aunque sea por poco tiempo, cierre la puerta y verifique que está correctamente cerrada.

Al salir del hotel deje la llave de la habitación en la mano del empleado, no la deje en el mostrador y si en ese momento está ocupado, espere pacientemente hasta que se la recoja. Hay delincuentes que se han especializado en tomar las llaves abandonadas en el mostrador para acceder a las habitaciones, sobre todo en hoteles con mucho movimiento de personas.

No de el nombre de su hotel a desconocidos que ha conocido en su viaje y nunca diga su número de habitación. Si nos ausentamos de la habitación jamás dejar una nota diciendo donde estamos y cuando regresaremos, es dar pistas a los cacos.

Si personal de mantenimiento desea acceder a su habitación para realizar reparaciones sin que usted lo haya solicitado, llame a recepción para confirmar que es personal del hotel.

Infórmese convenientemente en recepción del precio de las llamadas de teléfono para evitar sorpresas desagradables al abonar la cuenta. Infórmese también de los servicios y precios de los mismos que no están incluidos en el precio de la habitación – internet, lavandería, mini bar, televisión de pago, etc.- para decidir qué servicios utilizar sabiendo el coste económico previamente.

Recuerde  tener máximo cuidado con las amistades que haga en su viaje. No confíe ciegamente en ellos. Cuidado con los objetos que le regalen estos nuevos amigos ya que pueden contener sustancias estupefacientes ocultas. Usted las trasladaría a su lugar de origen donde le robarían la maleta, si antes no la ha interceptado la Guardia Civil con todos los inconvenientes que le puede ocasionar transportar droga.

Si viaja al extranjero, tenga precaución con las compras. Muchos objetos pueden parecer baratos, pero al llegar a la aduana puede que tenga que abonar una importante cantidad de dinero. Confirme en los establecimientos que se lo venden los impuestos que debería de pagar y solo después decida si le interesa el artículo  tenga también presente que hay muchos objetos de venta legal en países extranjeros que tiene prohibida su venta en España. Tenga precaución en ese sentido porque le será retirado en la aduana y se quedará sin el artículo y sin el dinero abonado.