Cospedal: “Los Presupuestos son realistas y servirán de trampolín para la recuperación económica y la creación de empleo”

“Estos Presupuestos garantizan el crecimiento económico, establecen los pilares para que se pueda crear empleo y nos hacen ver la luz al final del túnel como se está empezando a comprobar en el aumento de la actividad económica en el ámbito  privado”, ha afirmado.
Asimismo, la presidenta ha destacado que estas cuentas públicas “son la respuesta activa del Gobierno  para garantizar a corto, medio y largo plazo  la prestación de los servicios sociales básicos como son la sanidad, la educación y los servicios  sociales”.
Los Presupuestos en cifras
Durante la presentación de las cuentas públicas para el próximo año ante los medios de comunicación, la presidenta ha explicado que el presupuesto total asciende a 7.440,6 millones de euros,  de los cuales, descontando las operaciones  financieras, los fondos de  carácter finalista y los intereses, el techo de gasto, es decir, el dinero del  que puede disponer libremente la Junta de Comunidades para gastar, asciende a 5.249 millones de euros, lo que representa  un descenso del 7,1 por ciento con respecto al año anterior.
Con relación a los ingresos que recibirá Castilla-La Mancha en el año 2013, Cospedal ha afirmado que las partidas de transferencias del Estado, transferencias de la Unión Europea y participación en ingresos del  Estado  suponen el 90 por ciento de los ingresos.
Con respecto a los gastos, ha señalado que el 85,3 por ciento del presupuesto de la Junta se destina a educación, sanidad y servicios sociales, el 11, 9 por ciento a la promoción de empleo e inversiones y el 2,8 por ciento a las partidas restantes.
Así, la  partida de los gastos de personal asciende a 2.649 millones de euros  y la de gastos en bienes corrientes y servicios se eleva  los 1.032 millones de euros y en ambos casos,  más del 90 por ciento se dedica, a su vez, a sanidad y servicios sociales.
El equilibrio presupuestario
Durante su comparecencia, la presidenta Cospedal  ha destacado la importancia de alcanzar el equilibrio presupuestario en las cuentas públicas, ya que a su juicio,  “no  se trata de una opción ideológica ni un posicionamiento político sino una condición sine qua non para crear riqueza y ayudar a quienes crean empleo”.
En este sentido, la presidenta ha explicado que tanto el Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos como el Plan Económico Financiero,  presentados por el Gobierno, “han comenzado a dar sus frutos”.
“Por ello, este Gobierno está en condiciones de decir que la comunidad de Castilla-La Mancha cerrará este ejercicio  cumpliendo el objetivo de déficit del 1,5 por ciento y que también cumplirá el objetivo de déficit del 0,76 por ciento  contemplado para el año 2013”, ha asegurado.
Esto, tal  y como ha señalado Cospedal, significa que,  si bien en 2011 el déficit ascendía a 3.000 millones de euros, en 2012 el  Gobierno regional  va a rebajar ese déficit hasta los 568 millones de euros y que en 2013, el  déficit se reducirá  hasta los 265,29 millones de euros.
En opinión de la  presidenta “es  necesario concluir el  saneamiento de las cuentas públicas porque Castilla-La Mancha sigue teniendo la deuda heredada de la gestión anterior, que asciende a 10.800 millones que hay que pagar”, lo  que supondrá que en el ejercicio de 2013 los intereses de esa deuda costarán 1,35 millones de euros al día a los ciudadanos.
En este sentido, ha subrayado que “lo extraordinariamente importante” de rebajar el  déficit, es que cuanto más lo rebajemos el déficit, más dinero podremos dedicar a pagar políticas sociales.
Transformación de la deuda
Por otra parte, Cospedal ha explicado que el “empeño del Gobierno  ha sido que el coste de esa deuda no generase problemas de  tesorería”, algo que se ha logrado gracias a la reestructuración de la deuda, o lo que es lo mismo la conversión de la deuda a corto plazo en deuda a largo plazo.
Para lograrlo, el Ejecutivo regional presentó el  Plan Económico Financiero que ha permitido que el Gobierno de España levantara el veto de endeudamiento a largo plazo que tenía impuesto Castilla-La Mancha.
En este sentido, el presupuesto en amortización de la deuda ha pasado de los 960 millones de euros anteriores a 458 millones.
“Si no hubiéramos hecho esta transformación de deuda de corto a largo plazo el pasado mes de mayo, hubiéramos tenido que a pagar  1.286 millones de euros, o lo que es lo mismo,  prácticamente el presupuesto equivalente al de la consejería de Educación, Cultura y Deporte”, ha afirmado.
Plan de pago a proveedores
La presidenta también ha explicado el motivo  por el  que  este año la Junta pagará algo más de intereses de deuda financiera. Y es que, al acudir al mecanismo  de pago a proveedores por un valor de 3.000 millones de euros, se ha transformado la deuda comercial, que la Junta tenía contraída con particulares, en deuda financiera que provoca intereses.
No  obstante, la presidenta ha señalado que el Gobierno  regional consideró en su momento que “la Junta no podía financiarse a costa de los particulares sino que lo lógico es que nos financiemos con cargo a entidades bancarias o con cargo a las posibilidades que a puesto en marcha el Gobierno de España”.