Cospedal quiere retirar los privilegios a los ex presidentes

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha solicitado al Grupo Parlamentario Popular de las Cortes regionales que vuelva a presentar en esta Cámara una iniciativa parlamentaria a partir de la cual se eliminen los privilegios que conllevan el cargo de ex presidente de Castilla-La Mancha.

Esta Proposición de la Ley de Reforma de la Ley 11/2003 de 25 de septiembre del Gobierno y del Consejo Consultivo, presentada por el Grupo Parlamentario Popular en 2010, perseguía “evitar los tratos de privilegio en el retiro de los presidentes de la región” y fue votada en contra por parte del Grupo Socialista.

Por ello, al intervenir la presidenta en el cierre del debate y votación de la toma en consideración de la solicitud al Gobierno de la Nación para la adopción de un Proyecto de Ley para la supresión del denominado “Complemento de Alto Cargo”, en todas las Administraciones Públicas, ha advertido que aún hay ex altos cargos que gozan de privilegios, incluyendo en esta condición a quienes hayan sido presidentes de Castilla-La Mancha, por lo que ha considerado lógico extender esta supresión a todos los altos cargos.

Recordar que estos privilegios consisten en una oficina, dos secretarias y un conductor, algo a lo que la presidenta regional ha anunciado que renunciará cuando regrese a la Función Pública.   Cospedal, que ha intervenido en el Pleno de las Cortes regionales, ha afirmado que, pese a la falta de respeto institucional por parte del portavoz socialista, que ha participado en el debate, “sin ánimo de contestar a calumnias e injurias”, quería compartir una reflexión ante esta cámara regional, preguntándose por qué el PSOE ha cambiado tanto de opinión desde que rechazase aquella iniciativa popular de terminar con los privilegios y tratamientos de los ex presidentes de Castilla-La Mancha.