Cospedal recuerda que la regla de oro del Gobierno regional es “administrar el dinero público no gastando un euro más de lo que se ingresa”

En este sentido, ha indicado que “es nuestra responsabilidad y obligación”, como también lo es “trasladar un mensaje de optimismo y confianza en el futuro a los ciudadanos”.

Cospedal ha realizado estas declaraciones en el transcurso de la visita institucional que ha realizado esta tarde al Ayuntamiento de Guadalajara. Ha sido aquí donde la presidenta ha firmado en el libro de honor del Consistorio, ha mantenido un encuentro con la Asociación provincial de Belenistas de Guadalajara y se ha trasladado al Convento de la Piedad de la capital alcarreña, donde ha visitado el Belén monumental.

Preguntada por el nuevo delegado de la Junta en Guadalajara, manifestó a los periodistas que próximamente se hará oficial el nombramiento.

La presidenta regional ha reconocido que “vivimos tiempos muy difíciles y complicados, que tenemos unas cuentas complicadas que sanear, para sacar adelante una administración que prácticamente estaba en quiebra”, aunque ha indicado que “también es verdad que nos hemos puesto manos a la obra y los ciudadanos entienden muy bien que hay una regla de oro: cuando se administra el dinero ajeno, y sobre todo cuando el dinero es dinero público, se tiene que administrar no gastando más de lo que se ingresa y no se puede permitir el despilfarro de lo que es de todos”.

La presidenta de Castilla-La Mancha ha incidido en esa “regla de oro”, “una regla que quiere cumplir el Gobierno de Castilla-La Mancha a rajatabla, no solo porque es de justicia, no solo porque así es como se tienen que hacer las cosas, también porque tenemos una situación en la que los intereses que tiene que pagar la Junta todos los meses de la deuda contraída por el Gobierno anterior son de tal cantidad que, unido a lo que cuesta mantener los servicios básicos, hay que hacer grandes esfuerzos para poder salir adelante”.

Asimismo, la presidenta de Castilla-La Mancha ha declarado que “si hacemos una política de austeridad, si empleamos nuestros recursos de manera eficaz, si hacemos más con menos y destinamos todo lo que podamos a la creación de empleo y a ayudar a aquellos que crean riqueza y empleo en nuestra región, saldremos adelante”.

“Y lo haremos -ha proseguido- con la ayuda de los guadalajareños y del resto de ciudadanos de Castilla-La Mancha. Y no le debe caber la menor duda a ningún ciudadano que lo haremos con la mejor fe, pero también con todo el esfuerzo, con todo el trabajo, con toda la dedicación y, desde luego, poniendo como ejemplo en primer lugar la política de austeridad de los Gobiernos, tanto del autonómico como municipales”.