Cospedal visita los trabajos de extinción del incendio del Alto Tajo

Cospedal, que se ha desplazado al puesto de mando de operaciones, ha elogiado el trabajo de los agentes medioambientales, de la Unidad Militar de Emergencias –a la que se solicitó su ayuda en la tarde de ayer y que se desplazó en cuanto le fue requerida su presencia-, a la Guardia Civil, al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, a los bomberos de la Diputación de Guadalajara y a los voluntarios de la Cruz Roja, que están trabajando eficazmente para la rápida extinción del incendio declarado ayer.
“Estamos a la espera, hay que esperar la evolución meteorológica, pero nos encontramos en la mejores manos, porque hay muchos medios humanos y materiales, terrestres y aéreos y grandes profesionales haciéndose cargo de la situación”, ha recalcado.
La presidenta de Castilla-La Mancha ha explicado que un total de 250 personas, con 17 medios aéreos entre propios y cedidos por el Ministerio de Medio Ambiente trabajando sobre el terreno.
“Límites de control bastante aceptables”
Sobre la situación del incendio, Cospedal ha señalado que “se encuentra dentro de unos límites de control bastante aceptables”. En este sentido, se ha referido al perímetro de salvaguarda de 1.000 hectáreas que se ha establecido, de cara a que las llamas no puedan extenderse más allá del mismo. No obstante, ha precisado que “esto no quiere decir que todo este terreno se haya quemado”. Así mismo ha confirmado que se mantiene el nivel II de emergencia ante la situación climatológica ya quese prevén vientos fuertes en la zona, lo que podría reavivar las llamas.
Por último, la presidenta de la Junta de Comunidades ha reiterado que, en estos momentos, hay que esperar a ver las condiciones meteorológicas -desde el punto de vista del calor y del viento- para conocer la evolución de los acontecimientos.