Belleza: Cuida tu cabello

Un cabello sano es tu mejor tarjeta de presentación. Durante la temporada invernal nuestro cabello tiende a debilitarse y perder su fuerza y vigor.

El frío, el viento y la lluvia, el calor artificial y los cambios de temperatura dañan la fibra capilar, dejándolo opaco y sin vitalidad. El pelo se va debilitándose, perdiendo su brillo e hidratación llegando a la rotura capilar. Además en esta época abusamos de los secadores y las planchas consiguiendo así que las puntas se resequen y se abran.

El aspecto apagado del cabello es una consecuencia de las agresiones que sufre a diario: brushings, contaminación, radiación solar. Estas agresiones alteran la cutícula, levantan las escamas impidiendo que el cabello refleje la luz como un espejo. El resultado es una cabellera mate y sin brillo.
En consecuencia el cabello sufre en exceso. Necesita productos que restauren sus niveles de hidratación así como cuidados específicos para recuperar el brillo de una forma inmediata.
Con el fin de garantizar su buena salud durante la temporada y de cara a la llegada de la primavera, es preciso dar al cabello los cuidados básicos y el tratamiento que necesitan.
Cabello fino: frágil, con un grosor muy reducido. Su rasgo más sobresaliente es la ausencia de volumen por lo que el peinado apenas dura. Champú y tratamiento: Necesita un producto de tratamiento que le aporte fuerza y volumen sin apelmazarlo y además un baño acondicionador adecuado a este tipo de cabello. 
Puntas abiertas: la solución pasa por aplicar un serum o un elixir capilar que gracias a sus ingredientes, reconstruyen y  sellan las diminutas escamas que forman el cabello, evitando que se vuelva a abrir.
Cabello seco: este tipo de cabello suele ser muy resistente, pero a la vez es rebelde muy difícil de peinar. Se reseca y se encrespa con mucha facilidad, de tal manera que el resultado final parece descuidado y poco pulido. Champú y tratamiento: necesita un champú nutritivo intensivo e hidratante ya que las puntas suelen resecarse a causa del uso del secador. Utiliza además un acondicionador hidratante para que el cabello quede suave, sedoso y desenredado. Una vez por semana aplica una mascarilla especialmente nutritiva para cabellos gruesos fuertes y rebeldes.
Cabello dañado: el secador, las planchas, el tinte, el uso inadecuado de cosméticos dañan el cabello deteriorándolo. El cabello se vuelve frágil y quebradizo. Necesita un cuidado más intenso que lo proteja de las agresiones externas y repare el daño sufrido en la fibra capilar. Requiere un tratamiento que aporta más cohesión y espesor al cabello sin apelmazarlo.
Cabello fino: “Fioravanti Champú Volumen“, de Rene Furterer (11´50 euros); “Volumea Champú Volumen Expansor”, de Rene Furterer (11´15 euros); “Volumea cuidado expansoir sin aclarado” (14´25); “Volumea Espuma amplificadora sin aclarado”, de Rene Furterer (14´25); “Tratamiento ligero de acabado para cabellos finos Bona cure Oil Miracle”, de Schwarkopf (20´50 euros); “Bona cure Hairtherapy Light Volumen Shampoo de tratamiento y volumen”, de Schwarkopf.
Cabello seco: “Champú Hidratante Innova Hydrate”, de Indola (8´70 euros); “Acondicionador Hidratante By-phase Innova Hydrate”, de Indola (10´45 euros); “Tratamiento Hidratante Antiapelmazamiento  Innova Hydrate”, de Indola (11´45 euros), “Champú a la leche de papiro nutritivo y alisante”, de Klorane (6´90 euros); “Mascarilla a la leche de papiro nutritiva y alisante”, de Klorane (21´30 euros); “Tratamiento sin aclarado a la leche de papiro”, de Klorane (9´70 euros); “Champu nutritivo Hair Nutrition”, de Sephora.
Puntas abiertas: “Split Ends Repair Reparador de puntas abiertas  Innova”, de Indola (14´95 euros); “Tratamiento reestructura para puntas abiertas Repair Rescue”.
Cabello dañado: “Champú y acondicionador Full Repair”, de John Frieda (9`19 euros); “Mascarilla Ful Repair”, de John Frieda (9´69 euros); “Health FactorTM EMT, Extreme Moisture Therapy spray monodosis”, de Revlon Professional (23´15 euros); “Health FactorTM Daily Dose Conditioner acondicionador fortificante de uso diario”, de Revlon Professional (28 euros); “Bonacure time Restore Spray Efecto Satinado Restaurador Q10 plus”, de Schwarkopf (17´20 euros).
Recuperar el brillo: “Champú a la cera de magnolia”, de Klorane (8´75 euros); “Balsamo a la cera de magnolia” (10´70 euros).

Por Esperanza de Juan