De puentes y acueductos

lascruces_270513Esta semana, para los castellanos manchegos, será una semana de poco “curro”, para los que lo tenemos. Resulta que hace unos meses el Gobierno Regional decidió darnos dos días seguidos de fiesta, para que nos relajáramos y festejáramos dos fiestas de “gran tradición en la región”.

Pero nada de marcharnos a las playas cercanas a tostarnos al sol, o de salir al campo, o de ir de compras a las comunidades vecinas, nada de eso. Nuestra presidenta quiere que celebremos el Corpus Christi, como Dios manda, asistiendo a las procesiones y a los actos religiosos, pero ¿no habían pasado los actos religiosos al siguiente domingo?, o ¿es que quiere que nos vayamos todos a Toledo, con traje de los domingos los caballeros y peineta las señoras?.

El día del Corpus ya no se celebra en ningún sitio excepto en Toledo, que es fiesta local y que tiene una gran tradición. La Iglesia ya apenas lo celebra con actos religiosos, no hay procesiones ni nada por el estilo, pues pasó a celebrarse el domingo, por lo tanto creo que es incensario poner esta festividad, que bien es cierto, hace un par de años a Barreda se le ocurrió volver a instaurarla, y que fue más un golpe de efecto político que de nada la sirvió.

¿Y qué me dice Ud. del día de la región?. Pero da la casualidad que no hay nada que celebrar en el 99,99% de las ciudades y pueblos de la región, porque resulta que en ningún sitio, excepto Cuenca que acoge solamente el acto institucional, en el resto de la región este día no acoge ningún acto. Vamos que nos dan dos días de fiesta sin nada que celebrar.

Nuestra región no tiene para nada el sentido regionalista de otras regiones, como las nacionalistas, por ejemplo. En esta región, el día 31 de mayo pasa totalmente desapercibido, por mucho que se empeñe Tirado y la culpa la tienen ellos, los que nos gobiernan desde las Cortes Regionales, que se gastan unas migajas en publicidad en algunos medios, y sin embargo se olvidan de que no tenemos sentimientos regionalistas en ningún lugar de esta extensa y vasta región en general, y mucho menos en la parte que nos toca de Guadalajara.

Me sorprende que en un país con tanta crisis, tanto paro y con tan pocas perspectivas, un gobierno regional se permita el lujo de tener parada su región durante cuatro días, como si nos sobrara el dinero. Ya que nos han puesto las fiestas, las aprovecharemos para salir al campo, para ir de compras a comunidades vecinas o para salir de viaje durante cuatro días.

Que Vds. lo disfruten, como seguro  que nuestros políticos regionales lo van a disfrutar, todos menos Cospedal, que de nuevo se pondrá la peineta para asistir a la procesión del Corpus en Toledo y al día siguiente tiene trabajo con el acto institucional en Cuenca.

Ángel de Juan

director@henaresaldia.com