Del Río: “El mayor fracaso y la mayor traición del PSOE en relación con nuestra provincia ha sido durante tres décadas la defensa del agua”

En el pleno celebrado en el día de hoy, Del Río ha recordado a los socialistas que “quien aprobó un Plan Hidrológico Nacional (PHN) que resolvía el problema del agua en nuestra provincia fue un gobierno del Partido Popular; solución que fue derogada con el apoyo de los socialistas de la provincia de Guadalajara, por un gobierno del PSOE en el año 2004”. Un PHN que, también ha recordado, “consiguió que se regulase y aprobase una cantidad mínima de agua embalsada por debajo de la cual no se puede trasvasar y que se situa en 240 hectómetros cúbicos”.
El portavoz adjunto del Grupo Popular en Diputación ha lamentado que “la demagogia y la utilización de un tema como el del agua no tenga límites” por parte del PSOE y de la portavoz socialista María Antonia Pérez León. En este sentido, Del Río ha manifestado que “fue Bono quien, en el año 2001, dijo que con el PHN por fin se había resuelto el problema del agua en Castilla-La Mancha” y, a continuación, “permitió su derogación en claro perjuicio de Guadalajara”. Asimismo, “siendo Barreda presidente regional y de los socialistas decidió retirar unilateralmente del Congreso de los Diputados la Propuesta de Reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, pese a que la misma había sido aprobada por unanimidad por las Cortes regionales”, dijo Del Río, recordando que “el PP presentó una propuesta que garantizaba agua en cantidad y calidad, que era plenamente constitucional, que garantizaba el principio de prioridad de la cuenca cedente, con garantía de las necesidades presentes y futuras, y que cumplía las directivas medioambientales y era respetuosa con el principio de solidaridad interterritorial”.
El portavoz adjunto popular ha instado a los socialistas a hacer memoria “durante el tiempo que se dedicaron a aplaudir a Barreda y a Zapatero con el perjuicio que ello ha supuesto en materia de agua a nuestra provincia”. “Sus gobiernos han sido un cúmulo de despropósitos en materia de agua y lo único que han hecho han sido vender humo”, por ello, ha añadido, “el fondo del problema y lo realmente importante hoy, es cómo resolvemos lo que ustedes no han resuelto porque, gracias a ustedes, en España no existe un modelo global de política de aguas”.
La gestión del PSOE en materia de agua, “el mayor fracaso y la mayor traición para nuestra provincia”
Por otro lado, Del Río ha manifestado que Barreda ha sido el “único presidente que, gobernando su partido en nuestra región y en España, ha sido incapaz de sacar adelante una norma como el Estatuto de Autonomía, a diferencia de lo que ocurrió con Cataluña cuyo Estatuto salió adelante con el apoyo del señor Zapatero”. “La gestión del PSOE en materia de agua ha sido su mayor fracaso político y la mayor traición a la provincia de Guadalajara”, ha recalcaldo.
Asimismo, desde el Grupo Popular en Diputación se incide en que “desde 1983 hasta el año 2009, el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha ha recibido más de 102 millones de euros por el canon del Trasvase Tajo-Segura, dinero que se ha perdido y no se ha invertido en las infraestructuras necesarias para garantizar el suministro a los municipios ribereños, algunos de los cuales todavía se abastecen con cisternas en verano”. “Todo ello sin olvidar el engaño que los municipios ribereños han experimentado con el famoso y anunciado plan de desarrollo de los municipios ribereños realizado por el PSOE antes de las elecciones autonómicas y municipales del año 2007, y plan que tampoco ha cumplido y que se anunció con 181 millones de euros”.
Para terminar, Del Río ha puesto de manifiesto “el trabajo del Partido Popular para conseguir resolver el problema del agua” y, por ello, ha reiterado el apoyo a la creación de un Plan Hidrológico Nacional que garantice mediante una correcta gestión del agua el desarrollo de los pueblos ribereños de la provincia de Guadalajara y, por tanto, de Castilla-La Mancha y de España”. Asimismo, ha incidido en que “la línea de trabajo seguirá siendo conseguir aumentar el umbral de agua embalsada en Entrepeñas y Buendía, por debajo del cual no se puede trasvasar, para garantizar el desarrollo económico y social de los pueblos ribereños”.