Derrota del BM Azuqueca en casa en su último partido (23-33)

El encuentro empezó muy bien para los locales, que empezaron con una defensa muy segura y con mucho movimiento de balón en ataque y juego con el pivote. Todo esto hizo que hizo que a pesar de que los conquenses no fallaban en sus ataques, los rojinegros no dejaban que se marcharan en el marcador. En la mitad de la primera parte el marcador mostraba un empate a siete goles, que daba muy buenas sensaciones a los locales. Incluso en los cinco minutos siguientes y gracias a la gran efectividad en el ataque se lograba una diferencia de dos goles a favor. A partir de ahí, y coincidiendo con una superioridad a favor de los de Azuqueca se rompió el partido debido al endurecimiento de la defensa visitante, y como consecuencia a la falta de transformación de los ataques locales. En los cinco últimos minutos de la primera mitad, los conquenses se imponían por un parcial de cinco a cero que dejaba tocados a los jugadores de Azuqueca, quedándose el marcador en 11-16.
El inicio de la primera mitad tampoco fue lo bueno que debería haber sido para los locales, y en los diez primeros minutos los conquenses volvieron a lograr otras cinco goles de diferencia, dejando la distancia en 10. El resto del encuentro equilibró el juego de los dos equipos, pero los azudenses no consiguieron recortar la diferencia a pesar de la mejora tanto en ataque como en defensa. La distancia de diez goles se mantuvo hasta el final de los sesenta minutos y el encuentro acabó con un 23-33, que daba la liga al balonmano Ciudad Encantada, y dejaba al Balonmano Azuqueca en un sexto puesto a cuatro puntos del quinto clasificado.
Una vez finalizada la temporada el equipo azudense seguirá trabajando para disputar antes del verano varios partidos amistosos y torneos, y empezar a pensar en la temporada que viene.