Derrota del Sigüenza F.S. frente al Velada en Talavera (1-2)

Los de Javier Bodega no pudieron empezar mejor el partido. El capitán, Carlos Bodega, falló un mano a mano con el portero toledano que bien pudo abrir el marcador. Poco  después Juan Campos sí que acertó con el marco visitante, adelantando a los seguntinos. Con el 0-1, los de Bodega tuvieron en su mano distanciarse en el marcador y haber llegado con un 0-2 a la mitad del choque, pero José Antonio no acertó a rematar otro mano a mano frente al meta local. En cambio,  los talaveranos sí sacaron rédito de la vuelta de esa misma jugada. Cuando parecía que  el tanteador iba a quedar detenido en el empate en la media parte, un fuerte disparo local pegó en la cruceta, quedando el rechace de la madera en los pies de un atacante que sólo tuvo que empujar el 2-1.

De parecida factura, y también antes del descanso fue el 3-1. Los talaveranos acertaron a rematar un balón aéreo colgado al segundo palo. Rechazó Gonzalo, el cancerbero seguntino, el cuero fue de nuevo al palo, paseándose después por línea de gol. Atento, el pivote talaverano remachó el tanto. “De un posible 0-2, nos fuimos al vestuario con un 3-1 creo que inmerecido, porque las ocasiones más claras habían sido las nuestras. En mi opinión fuimos mucho mejores que lo que expresaba el marcador”, opina el capitán seguntino.

Nada más comenzar la reanudación, los de Javier Bodega recibieron un nuevo jarro de agua fría, encajando el 4-1 en un despiste defensivo. “Lo mejor es que mis jugadores no se vinieron abajo en ningún momento”, comenta el míster. Enseguida llegó el 4-2 que mantenía las esperanzas de lograr al menos el empate para los seguntinos, pero de nuevo la suerte les fue esquiva a los guadalajareños. Hasta tres remates encontraron la madera como respuesta. La rebeldía frente a lo injusto del resultado le dio el 5-2 a los talaveranos. “Nos volcamos al ataque, arriesgando mucho”, comenta el entrenador. En una de las ocasiones, los locales cogieron a la contra a los de Bodega. Obligados a comentar falta para evitar el tanto, el gol acabó llegando como fruto de la transformación del doble penalti. El Sigüenza FS arriesgó con portero jugador, y así fue como llegó el  definitivo 5-3. Los dos últimos goles del Sigüenza fueron de Santiago Nicolás. “Terminamos con la sensación de que hemos perdido, pero que lo hemos dado todo y que hemos podido perfectamente volvernos con la victoria a Sigüenza”, dice Javier Bodega.

El próximo sábado, en La Salceda y a las 18:00 horas, el partido frente al Bargas es vital para las aspiraciones de permanencia del Sigüenza, puesto que es un rival directo. Concretamente es el equipo que precede en la tabla a los de Bodega. El  Sigüenza se mantiene duodécimo, después de que el UD Guadalajara perdiera frente precisamente el Bargas por 5-3. “Tarde o temprano saldrán las cosas. Poco a poco vamos puliendo detalles. Contra el Velada hemos dominado bien el balón y jugado mucho mejor con portero jugador”, termina el míster.