Desciende el consumo de agua en los pueblos de la MAS

No obstante, la evaluación completa nos permite determinar que el dato no es igual de positivo si lo comparamos con el mes de febrero de hace un año ya que aquí existen diferencias con localidades que incrementan el número de metros cúbicos consumidos en 2012 respecto a 2011.

El consumo total registrado por los municipios integrados dentro del sistema de abastecimiento de la MAS en el mes de febrero asciende a 2.919.228 metros cúbicos de agua, una cifra ligeramente inferior a la del mes de enero que hay que recordar que fue de 3.389.882 metros cúbicos. Este descenso de 470.654 metros cúbicos en el consumo total de agua de la MAS en febrero respecto a enero de este año, contrasta con el ascenso en 18.189 metros cúbicos respecto al mismo mes de febrero en el año 2011.

Como se ha señalado, la tendencia de descenso respecto a enero de 2012 se repite en todos los municipios abastecidos: Alcalá de Henares registra un consumo de 1.311.783 metros cúbicos (descenso de 201.740), Guadalajara alcanza 584.689 metros cúbicos (110.987 menos), Azuqueca de Henares 201.420 metros cúbicos (33.850 menos), Alovera 261.580 metros cúbicos (22.680 menos), Fontanar 19.805 metros cúbicos (descenso de 608), Yunquera 48.927 metros cúbicos (5.506 menos), Mohernando registra 2.648 metros cúbicos (367 menos), Marchamalo cuenta con 130.285 metros cúbicos (35.219 menos), Quer suma 9.379 metros cúbicos (con un ahorro de 2.545), Villanueva de la Torre 35.667 metros cúbicos (6.458 menos), Cabanillas del Campo alcanza 137.633 metros cúbicos (7.868 menos) y Tórtola de Henares registra 7.670 metros cúbicos (814 menos). Por su parte, la Mancomunidad de La Muela consume un total de 76.293 metros cúbicos (24.359 menos) y Campiña Baja registra 88.449 metros cúbicos de consumo (17.659 menos).

El estudio del consumo en su comparativa con los datos del mismo mes de 2011 ya no es tan homogéneo. Mientras que las localidades de Guadalajara (21.340 metros cúbicos menos), Azuqueca de Henares (14.500 menos), Mohernando (177 menos), Marchamalo (13.491), Quer (752 menos), Tórtola de Henares (1.346 menos) y la Mancomunidad de la Campiña Baja (en 3.358 metros cúbicos) reducen sus datos de consumo en este 2012; los contadores de los municipios de Alcalá de Henares (suma 9.240), Alovera (6.280 más), Fontanar (1.410 más), Yunquera (1.746 más), Villanueva de la Torre (asciende 1.337), Cabanillas del Campo (33.842 más) y la Mancomunidad de La Muela (19.298) se han elevado en febrero 2012 respecto al mismo mes de 2011.

NIVEL DE BELEÑA

La falta de precipitaciones mantiene la situación de fase de prealerta que la Mancomunidad de Aguas del Sorbe activó el pasado 8 de marzo al descender del nivel de 24,74 hectómetros cúbicos que se establece en los protocolos de actuación de sequía tanto de la Confederación Hidrográfica del Tajo como de la MAS.

A día de hoy, Beleña registra un volumen de agua embalsada de 23,22 hectómetros cúbicos, estableciéndose que la presa se encuentra al 43,6% de su capacidad total. La medición de hoy es ligeramente inferior a la registrada la semana pasada que era de 23,9 hectómetros cúbicos.

“Esperemos que las lluvias que nos han anunciado los meteorólogos, esta vez sí, lleguen pronto y que sean abundantes para que la reserva de Beleña pueda crecer lo suficiente para poder superar la situación delicada en la que nos encontramos al borde de la alerta de sequía”, ha señalado el presidente de la MAS, Jaime Carnicero, quien recuerda “que mientras que no llueva, lo más importante es que los usuarios de la Mancomunidad ahorremos todo el agua que esté en nuestra mano porque es responsabilidad de todos, y más, en esta situación de prealerta en la que nos encontramos”.

Desde la MAS, se siguen realizando los trabajos que corresponden a la fase en la que nos encontramos de prealerta con la puesta a punto de la Estación de Bombeo de Maluque para contar con aportaciones del Canal del Henares si fuese necesario. Un caso que se produciría si no llegan las precipitaciones y si el nivel de agua embalsada en Beleña continúa descendiendo diariamente. De todos modos, la conexión del bombeo de Maluque con el sistema de la MAS, hay que recordar, es una decisión que tomaría la Comisión de la Sequía que tendría que convocarse en el momento en el que se decretara la fase de alerta de sequía. Algo que todavía no ha sucedido pero que, según las previsiones de los técnicos, podría producirse en cuestión de días si la lluvia no lo impide.