Desciende el consumo de agua

Concretamente, el agua que han recibido los municipios abastecidos por la MAS asciende a 2.689.971 metros cúbicos de agua, una reducción significativa si tenemos en cuenta que el consumo en el mes de septiembre fue de 3.515.157 metros cúbicos de agua.

Este descenso en los contadores individuales ha sido unánime en todas las localidades abastecidas. Los ahorros, hasta sumar ese valor de 825.186 metros cúbicos de agua, están repartidos de la siguiente manera: 339.085 de Alcalá de Henares, 168.670 de Guadalajara, 37.040 de Azuqueca de Henares, 83.090 de Alovera, 6.877 de Fontanar, 14.541 de Yunquera de Henares, 1.859 de Mohernando, 29.584 de Marchamalo, 3.212 de Quer, 17.015 de Villanueva de la Torre, 31.020 de Cabanillas del Campo, 6.246 de Tórtola de Henares, 32.432 por parte de la Mancomunidad La Muela, y otros 54.515 de Campiña Baja.

De esta manera, los consumos registrados por los municipios en el mes de octubre son de 1.133.667 metros cúbicos en Alcalá de Henares, 521.557 metros cúbicos en Guadalajara, 205.540 por parte de Azuqueca de Henares, 282.010 de Alovera, 19.052 de Fontanar, 2.264 de Mohernando, 48.533 de Yunquera de Henares, 125.044 de Marchamalo, 9.120 de Quer, 40.631 de Villanueva de la Torre, 125.273 de Cabanillas del Campo y 7.636 de Tórtola de Henares. Así mismo, las mancomunidades de La Muela y Campiña Baja consumieron, respectivamente, 76.192 y 93.452 metros cúbicos de agua.

BELEÑA, NORMALIDAD

La presa de Beleña, a día de hoy, mantiene un nivel de 16,9 hectómetros cúbicos por lo que significa que se encuentra al 31% de su capacidad total que es de 53 hectómetros cúbicos.

Las lluvias registradas en las últimas semanas todavía no están dejándose notar demasiado en las mediciones diarias que realizan desde la Confederación Hidrográfica del Tajo debido, como señalan los técnicos, a la sequedad del terreno y del ambiente que existía por la falta acusada de precipitaciones.

No obstante, en los últimos días, la situación ha empezado a cambiar como se observa en la estadística de las últimas semanas. Por poner un ejemplo, el dato del 6 de noviembre ofrecía que el agua embalsada ascendía a 16,7 hectómetros cúbicos, mientras que el día 13 de noviembre señalaba que el nivel era de 16,5 hectómetros cúbicos. La cifra de hoy, en cambio, apunta a que la tendencia ha empezado a invertirse con esos 16,8 hectómetros cúbicos.

De esta manera lo explica también el presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe: “Estamos subiendo y esperemos que en los próximos días podamos seguir subiendo porque estamos al 31% de capacidad. El otoño ha comenzado mejor que el pasado. Ha llovido bastante y ahora todo lo que llueva o nieve va directamente a la recuperación”, ha señalado Jaime Carnicero.

Por tanto, la situación actual de Beleña es de normalidad según la definición de umbrales que establece la CHT. Para el mes de noviembre, la prealerta se establecería en 15,10 hectómetros cúbicos y la alerta en los 9,3 hectómetros cúbicos.