Desestimada la demanda de Gualda contra el Obispado de Sigüenza por inmatricular dos ermitas y el cementerio

La Jueza Dª Mª Isabel Sánchez Martín desestimó el pasado jueves 7 de julio la demanda interpuesta por el consistorio gualdeño e impuso las costas procesales al pueblo de Gualda. La inmatriculación de los edificios religiosos y de la necrópolis se realizó en 1989 sin conocimiento y, por tanto, sin el consentimiento del pueblo de Gualda, al amparo de los artículos 206 y 207 de la Ley Hipotecaria, al estar sin inscribir a nombre de ningún titular.

El Ayuntamiento de la EATIM de Gualda, con apoyo del Pleno Vecinal, denunció al Obispado de Sigüenza por la inmatriculación efectuada, al considerar que los citados edificios  forman parte del patrimonio histórico y cultural del pueblo de Gualda. Por esta razón, seguirán luchando hasta el final por su defensa.

La situación denunciada se viene dando en muchas ciudades y pueblos de España, incluida la provincia de Guadalajara, dada la facilidad de la Iglesia para inmatricular toda clase de bienes, sin tener en cuenta el perjuicio moral que crea en el patrimonio cultural de la ciudadanía. La EATIM de Gualda no tenía inscritos en el Registro de la Propiedad los inmuebles que se han visto afectados por esta sentencia.