Desestimados los dos recursos presentados a la adjudicación del servicio urbano de autobuses

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha desestimado los dos recursos presentados por las dos empresas que no resultaron adjudicatarias del servicio de transporte urbano de viajeros en la ciudad de Guadalajara.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara está muy satisfecho por la decisión que ha adoptado este órgano dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda porque viene a avalar la decisión que tomó la mesa de contratación el pasado 12 de diciembre, cuando empresa ALSA (Asturias S.L. y Nex Continental Holdings S.L.U. en unión temporal de empresas) resultó concesionaria del servicio de autobuses.

“Estábamos tranquilos. Sabíamos que habíamos actuado conforme a la legalidad. Todo estaba contrastado por los técnicos municipales. Desde el principio, entendimos que estos recursos eran la única opción que les quedaba a las dos empresas que habían perdido el concurso para hacerse con un contrato”, ha explicado Jaime Carnicero, en calidad de edil de Contratación y presidente de esa mesa.

Aunque el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales tenía tres meses para pronunciarse, la respuesta ya ha llegado, lo que permite proceder a la firma del contrato con ALSA de cara a la puesta en marcha del servicio el próximo 1 de abril. Desde hoy, como ha explicado el también Segundo Teniente de Alcalde, se levanta la suspensión cautelar del procedimiento administrativo y se reanuda con el objetivo de que pueda rubricarse el contrato con la concesionaria en el plazo de 15 a 20 días.

Asimismo, Jaime Carnicero ha querido valorar “el oportunismo político y la falta de respeto al Ayuntamiento” que demostró hace unos días el Grupo Municipal del Partido Socialista, con Magdalena Valerio a la cabeza, al poner en duda que el servicio de autobuses estuviese cubierto a partir de abril.

“Los concejales socialistas, en lugar de hacer una oposición digna y responsable presentando propuestas propias, prefieren quedarse en el alarmismo, en el oportunismo político, en crear fantasmas donde no los hay para inventar acusaciones infundadas contra el alcalde y el equipo de Gobierno”, ha señalado el edil de Contratación.

Igualmente, Jaime Carnicero ha reiterado la confianza del actual equipo de Gobierno de gobierno en los informes y las opiniones de los técnicos municipales.

NUEVAS LÍNEAS, DESDE ABRIL

Una vez resueltos y desestimados estos dos recursos, el Ayuntamiento de Guadalajara está en plenas facultades para formalizar el contrato de adjudicación del servicio de transporte urbano de viajeros con ALSA con la intención de que entre en funcionamiento en abril.

“El servicio entra en funcionamiento el 1 de abril y se irán incorporando las mejoras de acuerdo a los plazos que establecimos en el pliego de condiciones”. Este procedimiento “no va a afectar porque hemos estado trabajando con la adjudicataria para que no afecte a efectos prácticos”, ha explicado Jaime Carnicero.

Hay que recordar que, según el pliego de condiciones del concurso redactado por el Consistorio capitalino, ALSA se encargará de prestar este importantísimo servicio municipal durante los próximos diez años. El coste de explotación del servicio es de 5.899.151 euros IVA incluido para un total de 1.560.960 kilómetros útiles, resultando un precio por kilómetro útil del servicio regular de 3,77 euros IVA incluido, y un precio por kilómetro útil para los servicios especiales y el servicio a la demanda de 2,44 euros IVA incluido.

El diseño planteado por el Ayuntamiento de Guadalajara será más moderno y funcional, y se basará en líneas más rápidas y directas, en una reducción de los tiempos de los trayectos y en la mejora de la conexión de los barrios con lugares de referencia como el centro de la ciudad, Hospital y Renfe.

“Desde el día 1 de abril, sí van a estar los nuevos recorridos porque ese es el núcleo sustancial de este contrato: las nuevas líneas. Quiero trasladar tranquilidad a los vecinos porque vamos a tener transporte de viajeros desde el 1 de abril, y la certeza de que van a estar las nuevas líneas. Serán líneas más directas. Se van a acabar las rutas turísticas”, ha asegurado Jaime Carnicero, quien ha querido destacar que en los barrios, poniendo como ejemplo Aguas Vivas y Los Manantiales, se incrementa la frecuencia horaria. “No hemos quitado líneas, van a tener los mismos autobuses pero hemos simplificado. No van a pasar autobuses que nadie sabe dónde van. Tendrán autobuses directos”.

Pero también se introducirán mejoras notables como elementos de videovigilancia, línea de datos 3G, sistemas de información a bordo de todos los autobuses con dispositivos de Internet a bordo, se instalarán sistemas de información en todas las paradas de autobús con paneles informativos TFT e información en las marquesinas con lenguaje Braille, sistemas de información en paradas para teléfonos móviles mediante códigos BIDI, aplicación SW para los sistemas operativos iOS y Android, y se creará un portal Web del transporte, además de un sistema de información por SMS y un dispositivo de información por blutooth.

Por último, en el apartado técnico, destaca la utilización del gas comprimido como combustible de la totalidad de la flota de autobuses urbanos. Con ello, se reducen las emisiones a la atmósfera y el ruido.