Detenido cuando trataba de conseguir documentación fraudulenta para otra persona

 

Una vez que accedió al interior con la intención de renovar su tarjeta de extranjero, los funcionarios pudieron observar que las fotografías que portaba para la renovación no se correspondían con su identidad, si bien guardaban cierta similitud en cuanto a características físicas, color de piel y a la vestimenta que llevaba puesta ese mismo día.

Este individuo pretendía obtener un duplicado de su tarjeta, tras haber denunciado su sustracción en el mes de agosto, presentando para ello una fotografía perteneciente a otra persona.

De este modo, y dado el gran parecido físico entre ambos, la otra persona conseguiría un documento que le permitiría residir de manera legal en España, e incluso acceder a un puesto de trabajo.